¿Cómo debo cuidar de una orquídea en casa?

Escrito por c. giles Google | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo debo cuidar de una orquídea en casa?
Las orquídeas están disponibles en una amplia gama de colores vibrantes. (Ryan McVay/Lifesize/Getty Images)

Con 30.000 especies puras y cerca de 140.000 híbridos, se cree que las orquídeas (Orchidaceae) es la segunda familia más grande de plantas con flores. Parece difícil cuidar de una planta de estas y saber exactamente lo que necesita, pero no siempre es así. Para empezar, es crucial que sepas qué variedad tienes para que puedas mejorar la atención que le brindas. Muchas de las orquídeas que se utilizan para atender en casa son las de la variedad Phalaenopsis, que llega a florecer durante un máximo de tres meses seguidos si le da la atención adecuada.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Fertilizante para orquídeas
  • Tijeras de jardín
  • Corteza humedecida
  • Lámpara fluorescente (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca tu orquídea en una ventana orientada al sur, donde recibirá luz fuerte pero indirecta. Si es necesario, proporciona luz adicional con una lámpara fluorescente situada a 1 o 2 pies (30 o 60 centímetros) por encima del follaje. Mantén encendida esta luz unas 12 horas al día. Revisa las recomendaciones particulares para la variedad que tienes. La Miltonia, la Phalaenopsis y la Paphiopedilum, por ejemplo, prefieren la luz menos intensa, por lo que deben colocarse más lejos de la ventana o en un sitio orientado hacia el norte o el este. Protege tu orquídea del sol caliente del mediodía colocando unas cortinas translúcidas o quita la planta de la ventana en los días de mucho calor.

  2. 2

    Baja la temperatura de la noche a unos 55 grados Fahrenheit (13 grados Celsius) durante un período de cuatro semanas. Después de este tiempo, aumenta la temperatura durante la noche de 60 a 65 Fahrenheit (16 y 18 grados Celsius). El cambio de temperatura debería estimular el crecimiento de tu orquídea.

  3. 3

    Riega tu orquídea cada 5 o hasta cada 12 días, dependiendo de la variedad que tengas, la época del año que esté corriendo y la temperatura del ambiente. Por regla general, riega con más frecuencia durante el verano que durante el invierno. Riega las variedades Paphiopedilum, Miltonia, Odontoglossum y Cymbidium más a menudo y procura tener la tierra húmeda en todo momento. Riega la Cattleya, la Oncidium, la Dendrobium y la Brassia con mayor frecuencia durante los períodos de crecimiento activo y procura también mantener el suelo húmedo en todo momento. Cuando las plantas no están creciendo, deja que la tierra se seque. Riega la Phalaenopsis, la Vanda y la Ascocenda con moderación, dejando que el suelo casi se seque entre riego y riego. Evita mojar las hojas al regar tus plantas y sécalas inmediatamente con un paño suave si llegan a mojarse. Nunca permitas que el agua residual entre en contacto con la base de la maceta.

  4. 4

    Fertiliza tu planta con una fórmula especialmente diseñada para tratar orquídeas, siguiendo las instrucciones del empaque. Fertiliza una vez al mes para fomentar el crecimiento.

  5. 5

    Inspecciona las hojas de tus orquídeas con regularidad. Generalmente, las hojas sanas son brillantes, no oscuras. Las hojas de un tono verde oscuro necesitan más luz, mientras que las hojas con una tonalidad rojiza suelen haber recibido demasiada luz. Las manchas negras indican quemaduras solares

  6. 6

    Trasplanta tus orquídeas después de dos años o siempre que notes que tienen varias raíces largas colgando sobre el borde de la olla. Trasplanta tu ejemplar de preferencia cuando no está en flor. Remueve todas las raíces de color oscuro y las que se sienten suaves o muy blandas usando tijeras de jardín bien afiladas. Centra la planta en la maceta con todas sus raíces hacia abajo. Agrega un poco de corteza humedecida justo debajo del juego de hojas más bajo. Reanuda el riego y la rutina normal de fertilización después de una semana.

  7. 7

    Corta la espiga de la orquídea a la mitad del tallo después de que caiga la última flor y continúa cuidando la planta de la misma forma para alentar un nuevo ciclo de floración.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles