¿Debo seguir entrenando si estoy dolorido?

Escrito por lashina wilson | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Debo seguir entrenando si estoy dolorido?
Un estiramiento efectivo puede ayudar contra el dolor muscular. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

Tener dolor después de entrenar es una respuesta normal al ejercicio, especialmente si la actividad que has realizado era más agotadora de lo que tu cuerpo está acostumbrado. La inflamación de músculos es la forma de tu cuerpo de adaptarse al nuevo régimen de ejercicios. Cualquiera, desde los atletas de élite hasta la gente que sólo entrena de vez en cuando puede tener dolor las 24 ó 48 horas posteriores a la actividad y puedes continuar haciendo ejercicio suave durante ese tiempo.

Otras personas están leyendo

Causa

El dolor muscular es el resultado de pequeños desgarros en las fibras musculares y tejido conjuntivo alrededor del músculo causada por realizar un ejercicio al que tus músculos no están acostumbrados. Puede ocurrir debido a que seas nuevo haciendo ejercicio o porque has cambiado la intensidad o tu programa de ejercicios de forma significante. Además, si transcurre mucho tiempo desde que no has entrenado, volver al ejercicio puede también llevar a la inflamación muscular.

Alivia el dolor

Se han realizado muchos estudios para averiguar si hay alguna forma de reducir el dolor una vez ha ocurrido. Medidas como estirar, poner hielo en los músculos, dar masajes y usar medicamentos anti-inflamatorios no esteroides parece que lo reducen si se usan inmediatamente después del ejercicio. Debe comentarse también que hasta el día de hoy, ningún estudio ha demostrado que alguna de estas medidas reduzca el tiempo que dura el dolor, de acuerdo al Consejero americano sobre el ejercicio. En general, el dolor comienza hasta que espontáneamente disminuye en 72 horas.

Prevención

Una vez que experimentas inflamación muscular de comienzo retrasado como resultado de una actividad específica, una respuesta rápida de adaptación significa que si continuas haciendo ejercicio no debes experimentar el mismo nivel de dolor otra vez. En pocas palabras, tu cuerpo se acostumbra a la actividad. Si se aumenta la intensidad de la actividad, puedes desarrollar los síntomas de nuevo. Debes progresar tu régimen gradualmente con el tiempo para reducir al mínimo las posibilidades de que cualquier dolor potencial. El Consejero americano sobre ejercicio recomienda empezar un nuevo programa de forma suave y aumentar la intensidad en el tiempo. Realiza ejercicios ligeros, mientras que tu cuerpo se adapta como por ejemplo caminar o nadar. Mantener los músculos afectados activos puede ser un alivio.

Consideraciones

Calentar, enfriar y estirar es importante en cualquier actividad de entrenamiento. Calienta y enfría caminando rápidamente o haciendo jogging de forma suave inmediatamente después de los ejercicios de estiramiento. El dolor de músculos normalmente sólo afecta a los músculos que fueron utilizados durante el entrenamiento. Es difícil que tu cuerpo pueda realizar el ejercicio con la misma intensidad mientras estás dolorido. Considera hacer un ejercicio suave para ese particular grupo de músculos y trabaja otros mientras estás dolorido para dejarlos recuperarse y reducir los riesgos de daño. Un ejercicio suave como caminar o dormir pueden aumentar la circulación sanguínea para los músculos afectados ayudándolos a recuperarse, de acuerdo a Bodybuilding.com. Haz cualquier ejercicio adicional con cuidado de sofreesforzar los músculos doloridos que pueda conducir a más dolor, un aumento de la duración del dolor del músculo y la hinchazón, de acuerdo a un artículo publicado en Science Daily.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles