Cómo decorar una bufanda sencilla de tela polar

Escrito por shelley frost | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo decorar una bufanda sencilla de tela polar
Usa algunos detalles decorativos para "vestir" esa bufanda que es demasiado sencilla. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

Una bufanda sencilla de tela polar sirve al propósito de mantenerte abrigado, pero carece de la personalidad que se necesita incluso en los fríos días de invierno. Los adornos y uno que otro detalle agregado, te permitirán personalizar tu bufanda para hacer que se destaque y que refleje tu estilo personal mientras te protege del clima. A diferencia de otros tejidos, la tela polar -vellón polar o "fleece"- no se deshilacha por los bordes, por lo que es muy fácil de recortar. También puedes añadirle otros materiales que combinen para hacerla lucir única. A continuación encontrarás algunas ideas muy útiles que te funcionarán tanto si compras una bufanda hecha, como si cortas una a partir de un retazo entero de polar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tijeras
  • Ribete decorativo para manualidades
  • Aguja
  • Hilo
  • Tela polar ("fleece, vellón polar o forro polar")
  • Cuentas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta los extremos de la bufanda de tela polar en una forma diferente a la recta tradicional. Prueba con una forma redondeada, ondulada, de zigzag o con cualquier otra forma irregular. Para una bufanda de niño, puedes recortar un extremo de modo que parezca la cara de un animal y el otro extremo de modo que parezca la cola. Por ejemplo, en éste caso podrías crear un extremo en forma de cocodrilo y el otro extremo como si fuera una cola larga, puntiaguda y escamosa. Dibuja un patrón de la forma que deseas en un pedazo de papel y luego sujétalo al extremo de la bufanda con un alfiler. Corta todo alrededor con unas tijeras afiladas. Recuerda que la tela polar no se deshilacha, por lo que no es necesario que hagas un dobladillo en los bordes.

  2. 2

    Crea un borde con flecos en los extremos de la bufanda si es que todavía no lo tiene. Marca el punto donde irá cada corte pensando en qué tan grueso quieres que sea cada fleco. Haz los cortes a la misma profundidad en ambos extremo para crear flecos uniformes.

  3. 3

    Cose un tramo de algún material decorativo o adorno para ribetear a lo largo de cada extremo de la bufanda en lugar de hacer flecos. Corta el material a la longitud adecuada y cubre el borde de la bufanda. Sujeta el adorno en su lugar con alfileres, enhebra la aguja con hilo del mismo color y ata un nudo en el extremo suelto del hilo. Cose el borde del material para ribetear al borde de la bufanda, comprobando que la aguja y el hilo pasen completamente a través del ambas piezas. Haz un nudo en el reverso al llegar al extremo opuesto del ribete decorativo.

  4. 4

    Recorta algunos diseños, también en tela polar, ya sea del mismo o de diferentes colores dependiendo de cómo deseas que luzca tu bufanda. Dibuja un patrón en el papel, sujétalo sobre un trozo de polar y recórtalo completamente. Otra opción es recortar las piezas a mano alzada sin necesidad de seguir un patrón. Sujeta las piezas en su lugar y cóselas a la bufanda. Los recortes agregarán peso que va a variar dependiendo de cuántos coloques.

  5. 5

    Cose algunas cuentas para crear un diseño en relieve. Primero acomoda las piezas sobre la bufanda para crear el diseño. Luego cóselas en su lugar pasando la aguja y el hilo a través de los agujeros en cada pieza, y luego pasando a través de la tela.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles