Dedo pequeño del pie y el correr

Escrito por alex o'meara | Traducido por natalia pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Dedo pequeño del pie y el correr
Un dedo pequeño del pie roto es un gran tema para un corredor que quiere seguir en ruta. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Tu dedo pequeño del pie no suele romperse solo por correr. Se rompe porque está del lado de afuera y se golpea o choca contra otro objeto, o algo se le cae encima. Luego comienza el dolor y la hinchazón comienza. Dentro de unos instantes puede empezar a ponerse rojo o azul. Como corredor, probablemente uno de tus primeros pensamientos es cómo la lesión afectará tus corridas.

Otras personas están leyendo

Tratamiento inmediato

Cuán rápido puedes correr luego de romperte el dedo pequeño del pie depende significativamente de cuán rápido, y cuán bien, tratas la fractura inmediatamente después de qué ocurre. Según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos aplica hielo en el dedo hasta 20 minutos por vez luego de que crees que está roto. Usa una bolsa de hielo o una toalla para mediarlo con tu piel. Además, toma ibuprofeno o aspirina, lo cual te ayudará a reducir la inflamación y el dolor.

Reposo

"El reposo es el tratamiento primario para las fracturas por estrés en el pie", según AAOS (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos) . Desafortunadamente, el reposo es una fuente mayor de ansiedad para los corredores. Según Jeffrey A. Oster, un podólogo y director médico de My Foot Shop, descansar por un par de días, junto con hielo, compresión y elevación, es crucial para ayudar a que tu dedo sane.

Cuidado médico

Si el dolor y la inflamación no desaparecen en unos días, o si no puedes meter tu pie en un zapato y es difícil caminar, entonces la clínica Mayo recomienda que veas a un doctor. Usualmente, según la AAOS (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos), el doctor hará radiografías del dedo y podrá acomodarlo correctamente sin cirugía. Mientras que tener que usar un yeso o un zapato de suela dura es posible, el tratamiento más común, según Oster, es entablillarlo sujetándolo al cuarto dedo para que éste actúe como tablilla.

Rehabilitación

La mayoría de los doctores recomiendan que permanecer sin pisar el mayor tiempo posible, y que evitar correr completamente, por al menos una semana, y hasta ocho. Hay una variedad de ejercicios que puedes hacer para rehabilitarte hasta que puedas volver a correr, según el grupo Summit Medical. Estirar el dedo manualmente y masajear el área tres veces al día. Poner una toalla sobre el piso frente a tu pie y flexionar tus dedos para que puedes agarrarlo y tirarlo hacia ti hasta que se junta debajo de ellos. Recostarte contra una pared, luego hacia atrás sobre tus talones por cinco segundos cada vez, haciendo tres series de 10 alzamientos. También puedes sostenerte de una silla y levantarte sobre tus dedos, haciendo tres series de 10 repeticiones. Como con cualquier ejercicio, detente si sientes dolor o molestia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles