Deficiencia de cortisol

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Deficiencia de cortisol
La deficiencia de cortisol puede indicar, entre otras cosas, una función inadecuada de la glándula pituitaria. (blood pressure image by Ivonne Wierink from Fotolia.com)

El cortisol es una hormona producida en tus glándulas suprarrenales, las cuales están en la parte superior de tus riñones. Desempeña funciones que incluyen el mantenimiento de los niveles de azúcar en tu sangre y la presión arterial, como también la regulación de grasas, carbohidratos y el metabolismo de las proteínas. La deficiencia de cortisol puede indicar una función inadecuada de la glándula pituitaria o un desorden de las glándulas suprarrenales llamado enfermedad de Addison.

Otras personas están leyendo

Las bases

Aunque la salida de cortisol ocurre en las glándulas suprarrenales, la regulación de esa salida es controlada por el hipotálamo, en tu cerebro, y por tu glándula pituitaria. La señal de la producción de cortisol empieza con la liberación de la hormona liberadora de corticotropina, o CRH, en tu hipotálamo. En respuesta a la CRH, tu glándula pituitaria libera adrenocorticotropina, o ACTH. A su vez, el ACTH dispara la secreción del cortisol en tus glándulas suprarrenales.

Enfermedad de Addison

Un daño en tus glándulas suprarrenales puede disparar la enfermedad de Addison, también llamada insuficiencia suprarrenal. Además de la deficiencia de cortisol, las personas con esta enfermedad pueden desarrollar una deficiencia de una segunda hormona suprarrenal importante llamada aldosterona. Si desarrollas la enfermedad de Addison, probablemente experimentes el comienzo de síntomas que incluyen la pérdida de apetito, profundización, fatiga persistente, pérdida inexplicable de peso y debilidad muscular. También puedes desarrollar niveles bajos de azúcar, diarrea, náuseas, vómito, depresión, irritabilidad, mareos, desmayos y un deseo inusual de alimentos salados. Las mujeres pueden experimentar anormalidades significativas en la menstruación.

Hipopituitarismo

La deficiencia de cortisol también puede originarse como resultado de una producción insuficiente de ACTH en tu glándula pituitaria, según la Librería Nacional De Medicina de Mendline Plus. Típicamente, esta poca producción ocurre como parte de un síndrome más grande llamado hipopituitarismo, el cual también implica una salida reducida de hormonas por parte de la glándula pituitaria como la hormona de crecimiento, la hormona estimulante de la tiroides, la prolactina y la hormona folículo-estimulante. Los síntomas potenciales del hipopituitarismo incluyen fatiga, dolor abdominal, disminución del apetito, baja presión arterial, sensibilidad al frío, pérdida de peso, pérdida de vello corporal, debilidad y alteraciones en la visión.

Causas fundamentales

Aproximadamente el 80 por ciento de los daños suprarrenales relacionados con la enfermedad de Addison ocurren cuando tu sistema inmunológico ataca por error a tus glándulas suprarrenales, explica el Servicio de Información Nacional de Enfermedades Endocrinas y Metabólicas. Los desórdenes que disparan esta respuesta fallida incluyen el síndrome de deficiencia poliendocrina y el síndrome de Schmidt. También puede que adquieras un daño de glándulas por la tuberculosis, defectos genéticos cáncer, problemas relacionados con el SIDA o infecciones de hongos. Medline Plus tiene un listado unas causas potenciales del hipopituitarismo que incluyen trauma en la cabeza, exposición a la radiación, paro cardíaco, cirugía de cerebro, infección en el cerebro y tumores en tu glándula pituitaria o hipotálamo, como también tumores en cualquier lugar de tu cerebro.

Diagnóstico y tratamiento

Tu médico puede empezar a diagnosticar deficiencia de cortisol con unas simples pruebas de sangre u orina. Si las pruebas preliminares indican una deficiencia, tu médico puede realizar una prueba de estimulación de ACTH. En este procedimiento, tus niveles de cortisol en la sangre son medidos antes de una inyección de ACTH sintético. Los incrementos limitados de cortisol después de esta inyección pueden confirmar una deficiencia. Tu médico puede tratar una deficiencia con dosis orales de compuestos sintéticos parecidos al cortisol como la dexametasona, prednisona e hidrocortisona.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles