Deficiencia de vitaminas y lesiones de la piel que no sanan

Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por pei pei
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Deficiencia de vitaminas y lesiones de la piel que no sanan
La vitamina C o ácido ascórbico permite que tu piel produzca colágeno, una proteina abundante en la piel sana y el tejido cicatricial. (Martin Poole/Digital Vision/Getty Images)

La piel actúa como una barrera para separar tus delicados órganos internos de las duras condiciones ambientales a las que se enfrenta el exterior de tu cuerpo. A lo largo de tu vida, es probable que experimentes lesiones cutáneas e incluso que desarrolles llagas, ronchas y otras irritaciones que por lo general se curan rápidamente. Las lesiones persistentes que no se curan como deben, a menudo indican la presencia de una enfermedad subyacente que puede generarse a raíz de una deficiencia vitamínica.

Otras personas están leyendo

Proceso de sanación de la piel

Después de una lesión, los tejidos dentro de tu piel responden ayudando a la curación, ya que una herida abierta proporciona una entrada a las partículas infecciosas. La primera etapa del proceso de curación es la formación de un coágulo de sangre que detiene la hemorragia. En los días que siguen, las células de la piel proliferarán y migrarán a la herida, convirtiéndose eventualmente en células de la piel madura. La mayoría de las heridas también conducen a la formación de tejido cicatricial fibroso, que puede variar en tamaño dependiendo de la gravedad del corte. La capacidad de las células de la piel para multiplicarse y formar nuevos tejidos en respuesta a una lesión, así como la síntesis de tejido cicatricial, resulta esencial para que las heridas sanen.

Vitamina C

Una deficiencia en vitamina C o ácido ascórbico, puede impedir el proceso de curación. La vitamina C permite que tu piel forme colágeno nuevo, una proteína abundante tanto en la piel sana como en el tejido cicatricial. La síntesis de colágeno proporciona un marco en el que la piel se mantiene fuerte de modo que pueda curarse a sí misma y su producción permite que tu cuerpo genere tejido cicatricial. Las personas que sufren de una deficiencia de vitamina C experimentarán procesos alterados de curación de heridas y podrían presentar lesiones que vuelven a abrirse debido a la pérdida de colágeno.

Vitamina A

Una deficiencia en vitamina A también puede perjudicar la cicatrización, conduciendo al desarrollo de lesiones que no se curan. La vitamina A ayuda a promover la proliferación de las células de la piel, permitiendo que las células epiteliales especializadas colonicen una herida, lo que contribuye a su curación. La vitamina A también trabaja en conjunto con la vitamina C para apoyar la síntesis de colágeno, que favorece la creación de piel nueva. Si no consumes suficiente vitamina A, puedes obstaculizar la capacidad de la piel para responder a las lesiones, lo que se traduce en una incapacidad del cuerpo para curarse a sí mismo.

Recomendaciones de consumo

Consumir suficiente vitamina A y C ayuda a la cicatrización adecuada permitiendo que tu cuerpo responda con eficiencia a las lesiones de piel. En general, las mujeres deberían consumir aproximadamente 700 mcg de vitamina A y 75 mg de vitamina C, apunta el Instituto Linus Pauling de Universidad del Estado de Oregon (Linus Pauling Institute at Oregon State University). Los hombres necesitan cantidades ligeramente mayores de cada vitamina: 900 mcg y 90 mg de vitaminas A y C, respectivamente. Si te interesa tomar suplementos de vitamina A o C para promover la curación de las heridas, primero debes consultar a un médico, ya que el consumo excesivo de cualquier vitamina puede provocar serios efectos secundarios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles