Definición de los minerales de la comida

Escrito por elle paula | Traducido por maria lujan martinez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Definición de los minerales de la comida
Los frijoles contienen una buena cantidad de hierro, magnesio y otros minerales. (Todd Warnock/Lifesize/Getty Images)

A diferencia de las vitaminas, los minerales son sustancias inorgánicas que vienen de la tierra y que tu cuerpo no puede producir. Proveen muchas de las estructuras de tu cuerpo, ayudan a que ciertas encimas conviertan la comida en energía, contraatacan infecciones y previenen enfermedades. Tanto el consumo excesivo como la falta de varios minerales pueden causar problemas metabólicos, enfermedades y otros padecimientos, de acuerdo con lo que señala el profesor Gordon Wardlaw de la Universidad Estatal de Ohio.

Otras personas están leyendo

Tipos

Los principales minerales son los tipos más abundantes que hay en tu cuerpo, que conforman al rededor del 0,01 % de tu peso corporal. Necesitas alrededor de 100 mg o más por día en tu dieta. Los oligominerales conforman menos del 0,01 % del peso de tu cuerpo y necesitas menos de 100 mg por día para funcionar, afirma Wardlaw.

Funciones

Los minerales proveen un rango de funciones en tu cuerpo. Le dan estructura a los huesos, como el calcio, fósforo y magnesio. Tu cuerpo forma y destruye constantemente las células de los huesos en un proceso denominado remodelación ósea, que es lo que permite su crecimiento y mantenimiento. El sodio, el potasio y el cloruro son electrolitos que ayudan a conducir la corriente eléctrica en el sistema nervioso y mantienen normal la presión sanguínea. El hierro forma parte de la hemoglobina y la hemoglobina muscular, que transporta componentes de oxígeno en los glóbulos rojos de la sangre. El cobre, zinc, magnesio y molibdeno trabajan con las vitaminas B y las encimas para descomponer los carbohidratos, las grasas y las proteínas en formas digeribles y las convierten en energía.

Advertencia

Cualquier deficiencia o sobredosis de cualquier mineral influenciará en cómo trabajan los otros nutrientes en tu cuerpo, explica Ellen Coleman, autora de "Lo último en nutrición deportiva" ("Ultimate Sports Nutrition"). Por ejemplo, demasiada ingesta de zinc evita que tu cuerpo absorba el cobre en tus intestinos. La falta de cobre causa anemia, poco crecimiento y un número reducido de glóbulos blancos en la sangre. Mucho calcio puede causar depósitos de calcio en tus riñones, lo que puede derivar en cálculos renales.

Fuentes

Puedes obtener minerales de casi todas las fuentes alimenticias, aunque no todos los alimentos contienen todos los minerales principales y oligominerales. La carne es rica en hierro, pero no tiene calcio ni selenio. El Instituto Linus Pauling recomienda ingerir los minerales de las fuentes vegetales por su alto contenido de fibras y bajo contenido graso. 3,5 onzas (100 g) de frijoles cocidos contienen 140 mg de calcio y magnesio, 8 mg de hierro y 3 mg de zinc. Otras fuentes efectivas de minerales incluyen los vegetales de tallo y hojas verdes, las frutas y los panes de grano entero y los cereales.

Visión experta

Coleman recomienda siempre consultar a un médico o nutricionista antes de tomar cualquier suplemento mineral. La cantidad de minerales que necesitas depende de tu estado de salud actual, edad, sexo, masa corporal y dieta habitual.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles