Definición de respiración aeróbica

Escrito por justin higgins | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Definición de respiración aeróbica
La respiración aeróbica permite la producción de energía. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

La respiración aeróbica es el proceso celular de la producción de energía a partir de la glucosa, un azúcar simple, a través del uso de oxígeno. Esta energía puede entonces ser utilizada para el metabolismo de la célula, o como la "central eléctrica" de la célula que lleva a cabo sus diversos procesos y funciones reguladoras.

Otras personas están leyendo

Reacción química general

En términos simplificados, la reacción química para la respiración aeróbica es como sigue: glucosa + oxígeno --> agua + CO2 + ATP (energía). La fuente de energía está en los enlaces de una molécula de glucosa. Esta energía es liberada por el oxígeno a través de un proceso llamado oxidación. El agua y el dióxido de carbono (CO2) son subproductos adicionales.

Sitio de reacción

La respiración aerobia se lleva a cabo en una serie de pasos. El primero se llama la glucólisis y se produce dentro del citoplasma de la célula. La segunda y tercera reacción se llaman el ciclo de Krebs y la cadena de transporte de electrones, siendo ambas producidas en las mitocondrias.

La respiración anaeróbica versus la respiración aeróbica

En realidad, hay dos tipos de respiración. La respiración aeróbica utiliza el oxígeno para sintetizar el ATP, mientras que la respiración anaeróbica utiliza otras sustancias para producir el ATP. Este último se lleva a cabo a través de un proceso llamado fermentación.

Aspiración versus respiración

Muchas personas abusan del término respiración para referirse a lo que es simplemente aspirar. La aspiración es la ingesta de oxígeno necesario para el proceso global de la respiración. La respiración es un proceso que se realiza a nivel celular por cada célula en el cuerpo.

La fijación de oxígeno en los seres humanos

Con el fin de obtener su oxígeno, los seres humanos fuerzan hacia adentro el aire de la atmósfera con los movimientos del tórax y el diafragma. El aire es aspirado hacia los pulmones, donde los alvéolos absorben el oxígeno y lo pasan al torrente sanguíneo. Entonces, la sangre hace circular el oxígeno a través del cuerpo de modo que las células pueden realizar la respiración.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles