La definición de la zona afótica

Escrito por david foulds | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La definición de la zona afótica
Algunas medusas viven en la zona afótica. (NA/AbleStock.com/Getty Images)

El océano está dividido en tres zonas principales que están separadas por la cantidad de luz que les llega: la zona fótica, la zona disfótica y la zona afótica. A medida que se difunde la luz del sol a través del agua, su intensidad disminuye. Esto es debido a la presencia de la materia en las partículas en la columna de agua que dispersan la luz, que al final la difuminan. Cuanto más profundo tiene que viajar la luz, más partículas de materia en suspensión chocan con la luz, regulando así la luz en general. Además, la densidad del agua es mayor que la del aire, lo cual atenúa la luz con la profundidad. Más allá de una cierta profundidad, no hay luz. Esto se conoce como la zona afótica.

Otras personas están leyendo

La zona fótica

La superficie del océano a unos 660 pies (201,16 m) de profundidad se llama zona fótica. La palabra "fótica" significa "de luz". También se refiere a veces como la zona de la luz del sol o la zona eufótica. Aquí, hay suficiente luz para realizar la fotosíntesis, la conversión de energía luminosa en alimentos y el oxígeno en las plantas y las algas llamado fitoplancton. Los animales, a su vez, se alimentan de las plantas y el fitoplancton. Dado que hay una gran cantidad de alimentos en esta zona, casi el 90% de toda la vida en el océano se encuentra en la zona fótica.

La zona disfótica

La luz penetra en la zona disfótica o crepuscular, pero no lo suficiente para la fotosíntesis. Esta zona se extiende desde la parte inferior de la zona fótica, a 660 pies (201,16 m) a alrededor de 3300 pies (1005,84 m) de profundidad. Los calamares, los pulpos y los peces hacha son algunos de los organismos que se encuentran viviendo en la zona disfótica. Algunos animales en esta zona exhiben una bioluminiscencia: producen su propia luz por reacciones bioquímicas en el cuerpo. Dado que la luz y las presas son escasos aquí, la mayoría de los animales capturan su comida esperando que ésta se desplace o mediante el acecho, en lugar de cazarla y perseguirla.

La zona afótica

En la zona afótica o de media noche, no hay luz, por lo que tampoco hay vida vegetal, ya que las plantas necesitan la luz solar para la fotosíntesis. Sin embargo, hay vida aquí. Cuando los organismos de la zona fótica mueren, caen a la zona afótica, donde se utilizan como alimento para los animales que habitan en las profundidades. Éstos incluyen los organismos más grandes como los peces y los mamíferos, pero la mayoría de la comida desciende como organismos microscópicos o incluso muertos llamados plancton. El agua aquí está muy fría y la presión es grande, por lo que los organismos que viven aquí han evolucionado para hacer frente a estas condiciones extremas.

La zona de trinchera

La zona afótica a veces se divide en la zona de medianoche y la zona de trinchera. La zona de trinchera es donde las zanjas marinas se extienden a profundidades extremas en algunas zonas del océano. Es parte de la zona afótica, ya que la luz no puede jamás llegar aquí. La zanja más profunda conocida es la Fosa de las Marianas, que alcanza 35.840 pies (10.924 m) de profundidad. La vida existe en las trincheras también, donde los animales viven asociados a las chimeneas hidrotermales del mar profundo y producen alimentos por la quimiosíntesis.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles