Cómo dejar de caminar con pie de pato

Escrito por neal litherland | Traducido por walter f. stocco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo dejar de caminar con pie de pato
Camina con las piernas estiradas y mantén las articulaciones flojas y relajadas. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Si caminas con los pies apuntando ligeramente hacia afuera, con la mayor parte del peso sobre los talones y el arco, entonces caminas con pie de pato. Aún cuando sea funcional, caminar así puede causar desgaste innecesario en los tobillos, los arcos y los pies, y traer problemas a tu espalda, las caderas y las rodillas. La mejor manera de evitar esto es dejar de caminar con pie de pato, que puede tomar un poco de práctica ya que se necesita romper el hábito y reemplazarlo con un modo de andar más natural.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Quítate los zapatos y las medias para que estés descalzo. Camina de la forma en que normalmente lo haces cuando estás con pie de pato, y mira a tus pies. Concéntrate en lo que sientes, cuando pones tu peso y las sensaciones en los pies. Si vas a dejar de andar así, necesitas saber primero qué se siente hacerlo de esa manera.

  2. 2

    Alarga tus pies. Los pies deben estar paralelos entre sí, mirando hacia adelante de tu cuerpo. Esto significa que sus tobillos, rodillas y caderas, todos deben estar alineados. Enderezar los ángulos quita presión a las articulaciones y alivia el peso de tu arco y tobillos.

  3. 3

    Relaja los tobillos. Muchas personas tienden a mantener sus tobillos rígidos al caminar, lo que conduce a la presión a medida que el talón va hacia abajo. Mantén el tobillo relajado, de forma que al caminar, haya un movimiento e impacto suave que no ponga presión sobre tus piernas.

  4. 4

    Camina con las piernas estiradas y mantén las articulaciones flojas y relajadas. Mantén los pies paralelos, y permite que el pecho gire ligeramente a lo largo de la oscilación natural de los brazos. Mantén la cabeza en alto mientras caminas, y permite que tu cuerpo encuentre su ritmo natural. Sigue caminando así conscientemente y con el tiempo se convertirá en un hábito que reemplazará al caminar en pie de pato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles