Cómo dejar de lamentarse y quejarse

Escrito por sampson quain | Traducido por gabriela alessandrello
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo dejar de lamentarse y quejarse
De los más chicos a los más grandes, todos tienen un motivo para quejarse. (George Doyle/Stockbyte/Getty Images)

Con todos los desafíos que presenta la vida moderna, es inevitable que las personas se quejen y lamenten por sus circunstancias actuales. Los niños se quejan por tener que hacer que hacerse, los adolescentes se quejan por tener horarios para regresar a casa y por padres sobreprotectores y los adultos se quejan por las presiones laborales, por problemas de relaciones y por niños que no hacen caso. Reconocer que quejarse sobre la vida es una conducta negativa puede ayudar a cambiar la forma de ver las cosas y tener una visión más positiva.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Haz una "hoja de quejas" y escribe cada vez que te quejes o lamentes durante el día, sin importar que tan pequeña o trivial sea tu queja.

  2. 2

    Lee la hoja de quejas al final del día. Analiza cada queja y determina cómo se resolvió. Por ejemplo, si te quejas de que el agua que sirvieron agua sin hielo en un restaurante tal como lo habías pedido, pregúntate si le pediste al camarero que te traiga hielo o si simplemente te quedaste molesto todo el día y no encontraste una solución.

  3. 3

    Escribe tres pensamientos positivos por cada queja y pensamiento negativo que hayas escrito. Escribe por separado una lista de 10 cosas que te gusten de tu vida y pega la hoja en algún lugar visible para verla todos los días.

  4. 4

    Comienza tus días leyendo la lista de cosas que te gustan de tu vida, específicamente las cosas que vayas a hacer ese día en particular. Por ejemplo, si tienes un almuerzo de negocios con tu jefe para hablar acerca de tu rendimiento, piensa en cuál es tu comida favorita y qué ordenarás o en las cualidades personales que sientes que aportas a la empresa y que le describirás a tu jefe. Comienza todos los días recitando las cosas que tienes que hacer de manera positiva. Si es un día de fin de semana y tienes que hacer muchas cosas, en vez de pensar todo el tiempo que te llevará hacer todo lo que debes hacer, piensa en lo bien que te sentirás una vez que hayas terminado cada tarea y pases a la siguiente.

  5. 5

    Dile cosas positivas a tus compañeros de trabajo, en tu hogar y en situaciones sociales. Si te das cuenta que estás a punto de quejarte o lamentarte, cambia la frase para que sea positiva. Por ejemplo, si estás a punto de quejarte porque no te dieron un buen aumento en el trabajo, piensa en cómo no haber obtenido dicho aumento te ha motivado para trabajar mucho más duro y demostrarles lo que vales.

Consejos y advertencias

  • Haz trabajo voluntario en una iglesia o comedor comunitario o ayuda a otras personas con necesidades. Esto te hará dar cuenta de lo afortunado que eres y dejarás de quejarte y lamentarte tanto.
  • Evita a las personas negativas que puedan hacer que vuelvas a tus antiguos hábitos de quejarte y lamentarte.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles