Cultura y ciencia

Cómo dejar de ponerse nervioso al frente de una clase

Escrito por kathryn hatter | Traducido por sebastian castro
Cómo dejar de ponerse nervioso al frente de una clase

Brinda una presentación relajada preparándote y practicando.

Jupiterimages/PhotoObjects.net/Getty Images

Hablar en público puede ser suficiente para causar un corazón acelerado, una frente brillante y una voz temblorosa. Cuando tienes una presentación o un discurso para dar, la preparación y la práctica pueden ayudarte a sentirte más cómodo. Con la preparación adecuada, puedes dejar de estar nervioso cuando estás frente a la clase. Incluso si nunca has logras estar cómodo, puede seguir pasos para minimizar el nerviosismo durante un discurso público.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Prepara tu presentación. Ya sea una lectura o un discurso, necesitas un bosquejo de los puntos clave que quieres cubrir. No anotes palabras cifradas; realiza un bosquejo de palabras clave, frases cortas y puntos en el orden en el que quieres presentarlos.

  2. 2

    Practica tu presentación, especialmente si debes hablar por un período de tiempo específico. Sostén tus notas y párate delante de un espejo. Da la presentación completa, hablando claramente y a una velocidad que no sea ni demasiado rápida ni demasiado lenta. Tómate el tiempo mientras practicas para saber el largo aproximado de tu presentación. Practica lo suficiente para sentirte cómodo mientras hablas.

  3. 3

    Agrega un par de comentarios complementarios o anécdotas al principio de la presentación para aflojar la atmósfera. Esto puede ayudarte a sentirte más cómodo y a preparar la audiencia para escuchar tu presentación.

  4. 4

    Toma uno o dos suspiros profundos al estar parado frente a la clase antes de comenzar. Visualízate hablando lentamente y de manera clara, dando tu presentación de manera exitosa. Recuérdate que tu audiencia tiene gente que al igual que tu, están esperando escuchar tu presentación.

  5. 5

    Deja de hablar momentáneamente si pierdes la pista de tu pensamiento o si te pierdes. En lugar de tartamudear y sonar tonto, detente por unos segundo para reunirte. Mira tus notas para encontrarte, toma aire y comienza a hablar nuevamente.

  6. 6

    Escoge un par de personas de la audiencia que se vean amistosas y realiza contacto visual con ellas regularmente. Escoge varias personas de distintos lugares de la audiencia para poder variar la mirada a través del grupo de personas.

  7. 7

    Anima tu voz y agrega inflexiones para hacer que tu presentación sea más entretenida. Sonríe y utiliza gestos manuales naturales para ayudar a agregar interés a la presentación. No hagas movimientos nerviosos con tus manos; sin embargo, mantenlas a los costados si tiendes a hacerlo. Utiliza accesorios o ayuda visual para hacer que la presentación sea más interesante y reducir la energía nerviosa.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media