Cómo dejar de tomar pastillas para dormir

Escrito por michelle leach | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo dejar de tomar pastillas para dormir
Las píldoras para dormir pueden ser tan dañinas, a largo plazo, como fumar. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Contrariamente a lo que afirma la publicidad de los inductores del sueño, las píldoras para dormir son sumamente adictivas. Hay pocos estudios sobre los efectos a largo plazo de estos psicofármacos, pero las investigaciones indican que pueden obstaculizar la función de la memoria y que, a largo plazo, pueden ser tan fatales como fumar de manera crónica. Es difícil abandonar estas pastillas, pero puedes dar algunos pasos en la dirección correcta.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Identifica si tienes o no un problema. La mayoría de los médicos concuerdan en el hecho de que si has tomado píldoras para dormir durante más de dos semanas en forma continua, debes abordar el problema y buscar asistencia médica.

  2. 2

    Determina qué es lo causa tu falta de sueño. ¿Podría ser un sencillo factor ambiental? ¿Hay demasiada luz en tu habitación, bebes demasiada gaseosa y café tarde por la noche? Estos factores pueden influir en tu capacidad de dormirte y permanecer dormido.

  3. 3

    Busca ayuda profesional. Si aún no puedes definir el problema y solucionarlo, podría tratarse de una depresión o de otra enfermedad grave.

  4. 4

    No comas nada después de las 20 horas. No sólo esta rutina es mala para tu dieta, sino que puede contribuir a tu insomnio.

  5. 5

    Haz ejercicio temprano por la noche. En lugar de cansarte, el hecho de correr o hacer ejercicios tarde puede sobreestimularte, manteniéndote despierto durante las altas horas de la madrugada cuando te sentirás más inclinado y lo suficientemente desesperado como para buscar una píldora para dormir.

  6. 6

    Elige el día en que las vas a dejar y respétalo. Preferiblemente, elige un fin de semana o un día que al día siguiente no trabajes para comenzar tu camino hacia dormir mejor. Lucharás durante un tiempo, pero resiste el impulso de volver a las píldoras. Gran parte del poder de esta medicación proviene de su efecto placebo y tú puedes combatirlo.

  7. 7

    Crea una red de apoyo. Como sucede con otras formas de adicción, no puedes vencerla sin enfrentar qué es lo que no te deja dormir. Los factores ambientales (la cafeína, la iluminación) son fáciles de solucionar. Los difíciles son los temas mentales, donde resulta crucial contar con un hombro para apoyarse.

  8. 8

    Háblalo. Habla sobre qué te está estresando, que generalmente es lo que piensas cuando estás tratando de dormirte. Un profesional puede ayudarte a luchar contra tus pensamientos.

  9. 9

    Sal de la cama. Si te quedas recostado y preocupado sobre el hecho de no poder dormir, las cosas empeorarán. En cambio, levántate, camina un poco, lee un libro o mira la televisión. Luego vuelve a intentar dormir más tarde, cuando comiences a dormitar.

  10. 10

    No te preocupes si no puedes dormir ocho horas todas las noches. No todos necesitan dormir tanto. Algunas personas funcionan bien con cuatro, aunque ocho es lo que se recomienda. Lo importante es la calidad del sueño. Las píldoras para dormir impactan la calidad del sueño y cómo funcionas al día siguiente.

Consejos y advertencias

  • El uso crónico de las píldoras para dormir debe tratarse como una adicción legítima grave. Hay una gran probabilidad de que la fuente de dicho uso crónico sea una enfermedad mental, emocional o física.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles