Cómo hacer un delicioso pastel de bodas húmedo

22
Ha sido de ayuda

Independientemente del tipo o del aspecto, los pasteles son fundamentales en las bodas en todo el mundo. En los Estados Unidos, el pastel de bodas a menudo es la estrella de la recepción, con la pareja recién casada intercambiando bocados del mismo frente a todos los asistentes a la fiesta. Debido a que es central en los festejos, un pastel seco puede arruinarlo todo. Por suerte, con una buena receta y el horneado y guardado adecuados, puedes hacer pasteles húmedos y deliciosos para cualquier boda.

Comstock/Comstock/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Encuentra una receta de pastel que se adecue a tu gusto. Hay innumerables recetas disponibles en libros de cocina, revistas y en línea. Encuentra recetas de panaderos reconocidos o que estén probadas, y no escojas una que sea demasiado complicada o requiera ingredientes o equipamiento que no tienes.

Paso 2

Precalienta el horno a la temperatura exacta que solicita la receta. La temperatura es esencial cuando se trata de hacer pasteles húmedos. Si es demasiado baja, el pastel puede quedar crudo y blando; si es demasiado alto, el pastel puede resecarse fácilmente. Por lo tanto, asegúrate de calentar el horno según las especificaciones de la receta y no pongas el pastel en él hasta que esté a temperatura.

Paso 3

Unta el molde con mantequilla y fórralo con papel vegetal. Luego, unta el papel. Esto evitará que el pastel se pegue y se queme. Incluso si usas rocío vegetal, cambia por mantequilla. La grasa de la misma no solo realza el sabor, sino que contribuye a agregar humedad a la base del pastel, que se puede resecar debido a su proximidad con el calor.

Paso 4

Mezcla los ingredientes de acuerdo a la receta. Sigue los tiempos exactos de mezclado. Si mezclas los ingredientes en exceso, en especial la masa, incorporarás demasiado aire en ella, lo que afectará la textura del pastel y puede causar que éste quede menos húmedo.

Paso 5

Vierte la masa en el molde preparado y hornea por el tiempo requerido en la receta. Si lo haces en exceso, incluso por unos minutos, podrías hacer que el pastel se reseque.

Paso 6

Inserta un probador de pasteles o un palillo en el centro del pastel cuando esté casi listo. Si salen limpios, retira el pastel del horno y déjalo reposar por diez minutos en el molde antes de colocarlo sobre una rejilla para que se enfríe por completo.

Paso 7

Guarda tu pastel por hasta dos días en el refrigerador o congelador, pero asegúrate de envolverlo dos veces en papel film para retener su sabor y humedad.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente