Demostraciones de Física geniales y divertidas para niños

Escrito por henry francis | Traducido por nilda diaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Demostraciones de Física geniales y divertidas para niños
Los niños aman involucrarse con electricidad estática, que les permite crear sus propias linternas en miniatura. (George Marks/Retrofile/Getty Images)

Las demostraciones divertidas y geniales son una buena forma para que los niños piensen sobre el campo científico a menudo complejo de la física. Guía a los niños a través de distintos procesos interesantes de la física, mientras también se aprovecha la oportunidad de educar a sus jóvenes sobre salud y equipamiento seguro que complementa la investigación científica.

Otras personas están leyendo

Un tornado en una botella

Guía a los niños a través de la demostración del tornado en una botella para crear tus propios tornados diminutos en el interior. Vacía y lava un par de botellas de soda de 2 litros con agua. Perfora un pequeño hoyo a través del centro de la tapa de cada botella. Asegúrate que los hoyos no sean más grandes que la cabeza de un alfiler, y que los hoyos estén alineados uno con el otro. Encinta las tapas así la parte superior de las tapas están presionadas entre sí. Llena una botella hasta dos terceras partes con agua del grifo y enrosca el par de tapas. Adosa la segunda botella a las tapas, así que ahora tienes una botella inferior con agua y una botella vacía superior boca abajo. Rota el artefacto boca abajo y dale vueltas a las 2 botellas con tus manos, que crea el efecto tornado mientras la botella superior lentamente se vacía hacia la inferior a través de los hoyos en las tapas. Esto crea una columna circular de aire conocido como vórtice.

Creando electricidad estática

Permite a los niños tener una aproximación práctica a este genial y divertido proyecto de física, que consigue que ellos experimenten con electricidad estática. Primero, toma un tejido de lana y un globo inflado, ten un estudiante que frote el tejido de lana rápidamente con el globo y luego que lo sostenga a pocas pulgadas de una pared. Los niños observarán que el globo es atraído hacia el muro. Para progresar su comprensión, apague las luces en el salón y pida a un niño que frote el tejido vigorosamente contra un peine de plástico. Después de 10 segundos, haga que ellos sostengan el peine cerca de un objeto metálico, como un picaporte o un archivero, y observen que la electricidad estática produzca una diminuta chispa. Este efecto ocurre porque el peine, cuando se frota, gana electrones mientras que los objetos metálicos, como el picaporte, están cargados positivamente y proveen una ruta para la descarga a tierra, provocando que una chispa se dispare desde el peine.

Colores y absorción de calor

Para completar esta divertida e interesante demostración física, se requerirán cuatro parches de material, colores distintos pero el mismo tamaño. Asegúrate que dos trozos de tela sean de color claro y los otros dos sean más oscuros. Reúne a los niños alrededor mientras depositas cada trozo de tejido uno próximo al otro en una bandeja de hornear metálica y ubica cubitos de hielo del mismo tamaño en el centro de cada trozo de tela. Dobla el tejido sobre el cubito así queda cubierto, ubica la bandeja a la luz solar directa y comienza a cronometrar. Mientras el tiempo transcurre, estimula a los estudiantes que piensen cual de los cubitos de hielo se derretirá primero. Se observa que los cubitos cubiertos de tejidos más oscuros se derriten significativamente más rápido que los cubitos de los tejidos más claros, porque los tejidos oscuros absorben más calor que los claros. Los estudiantes registran el tiempo en que cada cubito se derritió completamente y comparen los colores de las telas.

Construir un electromagneto

Construye un electromagneto delante de los ojos de los niños para una demostración genial y divertida de física. Toma 20 pulgadas (51 cm) de alambre de cobre, decapa 3 pulgadas (7,5 cm) de aislante de cada extremo y bobina uno de los extremos al menos 25 veces alrededor de un clavo de hierro de entre 3 a 5 pulgadas (7,5 a 12,5 cm) de longitud, dejando al menos 2 pulgadas (5 cm) de alambre libre en cada extremo de la bobina. Une los dos trozos de alambre libre a cada uno de los terminales de una batería, como una batería de 9 Voltios, y encinta el dispositivo utilizando cinta eléctrica. Provee a los jóvenes con el electromagneto y logra que ellos analicen el magnetismo en un número de elementos, como ser sujetapapeles y limaduras de hierro. Esto ocurre porque la electricidad fluye a través del clavo, que actúa como un conductor, y resulta en el magnetismo -- mayor el número de bobinas de alambre alrededor del clavo, más magnético se convierte el clavo--.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles