Cómo derretir botellas de cerveza para hacer ceniceros

Escrito por jennifer eblin | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

En ocasiones, el proceso de derretir botellas de vidrio, como las de cerveza y las de vino, es llamado como "termoformado de botellas" o "botellas termoformadas". El procedimiento requiere una temperatura sumamente elevada para derretir lentamente las botellas de vidrio y darles diferentes formas. El resultado final es una botella que se apoya sobre el costado, con una base plana que evita que la botella ruede. Las botellas derretidas de cerveza pueden ser un cenicero perfecto para tu próxima fiesta, y también puedes usarlas como plato para colocar caramelos o como reposa cucharas para la cocina.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una botella de cerveza de vidrio de 12 onzas
  • Detergente para vajilla
  • Agua tibia
  • Una esponja
  • Una hoja de afeitar (opcional)
  • Toallas de papel
  • Una placa para horno para cerámica
  • Guantes de goma de alta resistencia
  • Gafas protectoras
  • Papel para horno para cerámica
  • Horno para cerámica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vacía cualquier resto de alcohol que contenga la botella de cerveza y ponla debajo del grifo de agua. Lava cuidadosamente la parte externa con detergente y agua tibia. Si las botellas tienen alguna etiqueta o residuo de pegamento, retíralos raspando con una hoja de afeitar. Pon de cabeza la botella sobre toallas de papel y deja que se escurra el líquido.

  2. 2

    Coloca la bandeja del horno sobre una superficie plana y cúbrela con un trozo de papel especial para horno de cerámica. Este papel evita que se derrita la botella en la placa y que se adhiera a la superficie. El hecho de que la placa también sea plana garantiza que al derretirse, se forme una base plana en la botella. Coloca la botella de costado en la parte superior de la placa.

  3. 3

    Usa guantes de goma de alta resistencia y gafas protectoras cuando trabajes con el horno y el vidrio derretido para no quemarte. Coloca la botella y la placa dentro del horno. Enciéndelo y deja que lentamente llegue a los 1.100 grados Fahrenheit (593 Celsius). El horno tardará por lo menos dos horas en alcanzar esta temperatura, subiendo unos 500 grados F (278 C) por hora.

  4. 4

    Ajusta la temperatura a 1.300 grados F (704 C) y una vez alcanzado este nivel, ajústala nuevamente a 1.475 grados F (801 C). Cuando se derrita la parte inferior de la botella y adopte una forma semi-plana, abre la tapa del horno para bajar la temperatura rápidamente. Apágalo y deja que la botella se enfríe.

  5. 5

    Retira la botella y la placa del horno una vez que se hayan enfriado. Las curvas naturales y la forma derretida de la botella proporcionan espacios para apoyar cigarrillos encendidos y la base plana evitará que la botella se vuelque.

Consejos y advertencias

  • Si desde el comienzo regulas la temperatura en un nivel alto, aumentan las posibilidades de que la botella se rompa o se haga añicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles