DESCUBRIR
×

Como derretir plomo o cobre para hacer tus propia plomadas para la pesca

Actualizado 21 febrero, 2017

Los pescadores exigentes a menudo quieren que el equipo que utilizan pueda cumplir con sus especificaciones exactas. Plomadas de pesca son un pedazo de equipo que se adapta bien a los pescadores que quieran hacer algo de su propio equipo. La fabricación de tu propia te permite determinar su tamaño, peso y forma, de manera que no tengas que depender de lo que encuentras en la tienda. Derretir el plomo o cobre es el primer paso para fabricar tus plomadas.

Instrucciones

  1. Toma precauciones adicionales cuando se derritas el plomo o el cobre. Use ropa protectora, guantes de cuero y gafas de seguridad.

  2. Coloca el plomo o cobre en la olla. Llenalo sólo hasta la mitad asi no tendras que lidiar con el peligro de una olla llena de metal fundido.

  3. Conecta la pinzas de presión en la olla, en el lado opuesto a la palanca. Esto te permitirá miniobrar el pote con las dos manos y será más fácil cuando el plomo o cobre este derretido.

  4. Comprueba que la rejilla de la estufa pueda soportar el peso de la olla con el metal en su interior antes de ponerla a la calentar. No queras que la rejilla se vea vencida por el peso con la olla caliente encima. Si es necesario, pon una rejilla más resistente sobre la estufa.

  5. Enciende el fuego y la calienta la olla hasta que se derrita el plomo. Las impuresas del metal suben a la superficie mientras el metal se funde.

  6. Limpia las impuresas con el cucharon y ponlas en el cubo de metal viejo. Ya tienes listo el plomo o cobre para fabricar las plomadas para pescar.

Advertencias

  • No permitas que el gotee sobre el metal caliente. Esto puede ser peligroso porque puede estallar el etal fundido.

Necesitarás

  • Guantes de soldadura
  • Gafas de seguridad
  • ropa gruesa de protección
  • Plomo o de cobre (disponibles en los distribuidores de chatarra o en las tiendas de aparejos de pesca)
  • pote pequeño resistente al hierro fundido con pico vertedor
  • Pinzas de presión o un cucharón de metal
  • Cubo de metal viejo
  • Estufa de propano de acampar o barbacoa con quemador lateral
  • Cuchara grande de metal