Derribando mitos sobre las compras frugales

Escrito por shannon philpott Google | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Encuentra tus propias verdades sobre las compras frugales

Derribando mitos sobre las compras frugales
Algunos consejos comunes de compra son útiles pero, no todos te ahorrarán dinero. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

La compra frugal de alimentos no se relaciona siempre con el precio. Debes pensar si vas a utilizar el producto.

— Jean Chatzky, experta en finanzas y autora de "Money Rules"

La lista de consejos sobre compras frugales parece ser interminable. Las ideas más mencionadas son las compras al por mayor, los cupones de descuento y acumular productos para cuando estén fuera de temporada. ¿Pero son estas las mejores formas de ahorrar dinero y llenar el refrigerador? No te dejes engañar por mitos comunes que puede terminar por costarte caro. Busca nuevas estrategias y podrás ahorrar más que algunos centavos cada vez que llenas tu carrito de frutas, vegetales, carnes y productos de marca conocida.

Mito Nº1: Más grande es mejor

La frase "todo o nada" no siempre es útil al hacer compras frugales. No siempre más grande es mejor, dice Teri Gault, fundadora y CEO de TheGroceryGame.com.

"Cuando hay tres tamaños, el mediano es a menudo la mejor opción de precio por unidad", comenta. "Agrega un cupón de descuento, y la matemática favorece al envase más pequeño".

Comprar al por mayor puede llevarte también a desperdiciar. Según Jeanette Pavini, experta en ahorros de Coupons.com, comprar al por mayor sirve si utilizas todo antes de su fecha de vencimiento y antes de que tus hijos se harten de comer el mismo cereal durante tres semanas seguidas.

Mito Nº2: Todo lo que aparece en los volantes de la tienda está en oferta

Si solamente te guías por la publicidad semana de las tiendas para hacer tu lista de compras, detente. Los avisos pueden ser engañosos.

"Muchas veces, los volantes muestran productos que no están en oferta", asegura Pavini. "Solo te hacen saber que la tienda los tiene".

Mito Nº3: Las marcas de la tienda son más baratas

Puedes pensar que ahorras dinero al comprar productos con marca de la tienda en vez de marcas reconocidas pero, eso no está garantizado. Gault recomienda comparar el costo por unidad; muchas veces verás que los precios entre ambos productos no son tan dispares. Si además tienes un cupón de descuento para la marca conocida, puedes incluso conseguir un precio menor que para la marca de la tienda.

Mito Nº4: Comprar solo lo que está en tu lista

Está bien ir con un plan a la tienda para evitar las compras compulsivas, pero permítete innovar un poco. Si sigues tu lista rigurosamente, puedes perderte descuentos en productos que eventualmente necesitarás.

"Cuando haces un listado de las cosas que necesitas, es probable que el 80% de los productos no esté en oferta", dice Gault, y sugiere abastecerse de productos que sí lo estén.

"Casi todo lo que precisas o te gusta debería estar de oferta una vez cada 12 semanas", comenta. "Y como puedes abastecerte de todo excepto de leche y frutas y verduras, no tiene nada de malo comprar cosas antes de necesitarlas".

Mito Nº5: Planificar las comidas ahorra dinero

¿Alguna vez fuiste con una receta a la tienda y encontraste todos los ingredientes en oferta? No es probable, afirma Gault, por lo cual tener las comidas planificadas no es siempre una forma de ahorrar dinero. Si haces las planificaciones teniendo en mente tu alacena, verás que tienes más opciones de comidas y más oportunidad de ahorrar dinero.

"Tengo unas 10 opciones para la cena todas las noches en mi 'tienda', dice Gault. "Mira tu refrigerador, tu congelador y tu alacena y pregúntate cada día '¿qué puedo hacer con lo que tengo?'. De esta forma ahorras dinero y no tienes que planificar".

Mito Nº6: La carne cortada y envasada es más barata

Los supermercados muestran la carne envasada como la mejor opción pero, puedes ahorrar mucho más dinero comprando trozos enteros. Pavini sugiere regatear con el carnicero para conseguir mejores precios.

"Muchas veces consigues cortes más frescos y un mejor precio si compras un trozo entero y le pides al carnicero que te lo corte", agrega.

Si puedes, ve a la carnicería por la tarde.

"Puedes ahorrar porque algunos carniceros bajarán los precios cuando se aproxima el final del día", dice Pavini.

Mito Nº7: Los productos orgánicos son más costosos que los no orgánicos

Los alimentos orgánicos tienen la reputación de ser más saludables y más costosos que los no orgánicos. El tema de la salubridad queda para otro momento, pero Jean Chatzky, experta en finanzas y autora de "Money Rules", refuta la afirmación de que son más caros.

"Las opciones de alimentos frugales no tienen que ver siempre con el precio", dice. "Debes pensar si vas a usar el producto. Compro leche orgánica religiosamente porque tiene mucha más vida útil que le leche regular. La orgánica dura semanas y nunca se pone fea antes de que la terminemos. Así que gasto un poco más en la leche pero, no tanto como si tuviera que reemplazar la leche común cuando se pone fea".

También se puede ahorrar en los mercados de productos agrícolas. Estos ofrecen alimentos de estación, que son mucho menos costosos que en las tiendas y se consiguen más fácilmente, según el chef Nathan Lyon, autor y anfitrión de "Good Food America" de Veria Living.

"Cuando es época de maíz o frutillas y los productos brotan de la tierra, los precios bajan porque la mayoría de los productores los están cultivando en abundancia", dice Lyon. "¿Y dónde más que en un mercado agrícola podrás conseguir un col berza inmenso por 1 dólar y que además el granjero te regale otro poco como agradecimiento por comprarle?

Comprar en mercados agrícolas cuando están por cerrar también puede ahorrarte dinero.

"Tendrás menos oportunidad de elegir pero, aún así puedes conseguir buenas frutas y verduras y los vendedores están dispuestos a negociar y rebajar los precios", afirma Gault.

Usar o no usar cupones de descuento

La gente puede desanimarse con los cupones porque no saben cuándo usarlos. Pero Gault dice que son útiles y tiene datos para comprobarlo.

"Una familia de cuatro integrantes puede ahorrar en promedio 514 dólares al mes y pasar solo 30 minutos por semana recortando cupones", dice. "Una buena oferta es la clave para usar los cupones. Todo tiene que ver con el momento oportuno y con abastecerse: las ofertas combinadas con los cupones de los fabricantes, más los cupones de la tienda, más los programas de puntos, equivalen a grandes ahorros".

Pavini asegura que siempre vale la piensa usar cupones.

"Gracias a Internet, puedes sacarle más provecho a tu dinero que en la época en que tenías que esperar el periódico del domingo para ver qué cupones había", comenta.

Chatzky tiene una advertencia sobre los cupones. Solo porque los tienes no significa que tengas que ir de compras.

"Las madres tienen que darse cuenta que la oportunidad de conseguir un beneficio incentiva a tu cerebro", opina Chatzky. "En ese momento, hacer la compra ya no tiene que ver con si necesitas o quieres realmente el producto, sino con llevar a casa un trofeo o un premio".

En cambio, Chatzky recomienda tomarse un momento para detenerse y pensar si necesitas el producto, cómo lo usarás, dónde lo pondrás y qué sucede si no lo compras".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles