Cómo desabollar un parachoques

Escrito por tom lutzenberger | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo desabollar un parachoques
Algunas abolladuras de guardabarros son tan malas que es mejor sustituir la parte por completo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Cuando aparece una abolladura en el parachoques del coche, ya sea de metal o de plástico, la abolladura sobresale como un pulgar dolorido. Si bien puede ser demasiado pequeño como para invertir grandes cantidades de efectivo para que un mecánico lo repare, la abolladura todavía te recuerda que tu coche es ahora menos que perfecto. Afortunadamente, la reparación de parachoques consiste en técnicas que puedes realizar en su propio garaje. Con unas pocas herramientas básicas y un poco de esfuerzo, puedes restaurar tu auto del choque y deshacerse de esos molestos golpes y abolladuras.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Llaves inglesa
  • Lija de grano 220
  • Rociador
  • Bondo o relleno
  • Relleno endurecedor
  • Lijadora automática
  • Cinta adhesiva
  • Primer pintura en aerosol
  • Pintura de aerosol color
  • Toallas
  • Bloque de madera
  • Tabla molinillo
  • Mazo de goma
  • Cera y pulidor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Paragolpes plásticos

  1. 1

    Métete debajo del coche y desconecta el parachoques plástico si la abolladura es importante. Utiliza una llave inglesa para desconectar el parachoques adjunto desde el interior de la unidad.

  2. 2

    Usa un papel de lija de grano 220 y lija la zona del parachoques que está dañado. Amplía el lijado con un radio de 2 o 3 pulgadas (5 a 7 cm) alrededor del daño. Continúa lijando hasta que aparezca el plástico sin pintar.

  3. 3

    Usa una espátula de plástico para recoger y desparramar una cucharada de Bondo en el hueco después de mezclar el relleno con endurecedor. Inserta y desparrama el relleno hasta que se llene la cavidad en el parachoques. Trata de suavizar el material de carga para que coincida con la forma del parachoques. La perfección no es necesaria; sólo tienes que extender el relleno para que se adapte a la superficie del parachoques.

  4. 4

    Permite que el relleno se endurezca de 30 minutos a una hora. Consulta con un dedo para saber cuándo se ha endurecido. Lija para que coincida con la superficie del parachoques con el papel de lija de grano 220 y una lijadora eléctrica.

  5. 5

    Lava el área y sécala con una toalla de algodón. Deja que se seque. Recuadra el área con cinta adhesiva sobre la pintura original, rodeando el lugar reparado. Pulveriza la zona con una imprimación. Deja que la imprimación seque durante 20 minutos. Rocía con pintura en aerosol con un color que sea consistente con el color de tu parachoques. Rocía uniformemente y aplica dos o tres capas. Deja que se seque.

  6. 6

    Retira la cinta adhesiva después de que la pintura se haya secado. Encera y pule el parachoques para quitar la transición de la nueva pintura a la pintura vieja. Vuelve a instalar el parachoques en el coche si lo haz extraído.

    Parachoques de metal

  1. 1

    Retira el tope del metal del vehículo si el hueco es grande. Utiliza una llave inglesa para aflojar y desconectar el parachoques del marco del coche.

  2. 2

    Coloca el parachoques sobre una mesa de trabajo con una gruesa toalla debajo.

  3. 3

    Toma un bloque de madera del tamaño de la mano y usa la tabla de molino para darle la forma de la curva interna del paragolpes. Utiliza una parte diferente del parachoques para que coincida con la madera. Machaca hasta que la forma de la madera coincida con la curva interior.

  4. 4

    Coloca la madera en posición contra la abolladura en el parachoques. Golpea la madera con cuidado, pero firmemente con un martillo de goma. Continúa el impacto hasta que el hueco sea eliminado. Revisa repetidamente el progreso en el otro lado del parachoques. Continúa hasta que el hueco quede bastante disimulado o cuando estés satisfecho con el progreso.

  5. 5

    Encera y pule la parte cromada del parachoques de metal. Vuelve a colocarla en el vehículo.

Consejos y advertencias

  • La paciencia es la clave del éxito en las defensas de plástico y metal. Si te precipitas en el trabajo, es probable que cometas un error, y así dañes el parachoques aun más.
  • Nunca le pegues a un parachoques de metal desde el exterior. Esto no solo va a abollarlo aun más, sino que también agrietará y desconchará la superficie cromada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles