¿Cómo se desarrolla un absceso?

Escrito por rose kivi | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se desarrolla un absceso?
Los abscesos cutáneos que no se curan solos o siguen empeorando, deben ser tratados por un médico. (Wound image by DXfoto.com from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

¿Qué es un absceso?

Un absceso es un bulto lleno de pus que puede ser doloroso. Se ven hinchados y rojos. Se pueden desarrollar externa o internamente. Uno externo crece justo debajo de la piel y es fácilmente visible. Uno interno se desarrolla dentro del cuerpo. Los abscesos se pueden desarrollar en cualquier parte del cuerpo. Aparecen en cualquier persona, pero quienes tienen diabetes y problemas en el sistema inmunológico están en un riesgo más alto de desarrollarlos.

¿Por qué aparecen?

Un absceso se desarrolla como resultado de que el cuerpo trata de luchar contra una infección bacteriana y evitar que se propague. Esto es un mecanismo de defensa del cuerpo. Este envía células blancas de la sangre para combatir y atrapar las bacterias extrañas. Las toxinas liberadas por las bacterias destruyen parte del tejido corporal circundante. El pus que se desarrolla es una acumulación de glóbulos blancos, bacterias y tejidos muertos.

Abscesos externos

Los abscesos externos pueden aparecer en cualquier parte de la piel. Se desarrollan cuando una herida abierta se expone a las bacterias. La herida no necesita ser grande. A veces, puede ser sólo una pequeña raspadura. Las glándulas sudoríparas y sebáceas también pueden desarrollar abscesos después de exponerse a bacterias. Estas están presentes en prácticamente todo lo que tocamos. Es por eso que es importante mantener limpia y cubierta una herida abierta para prevenir la contaminación bacteriana. El estafilococo es comúnmente responsable del desarrollo de un absceso.

Abscesos internos

Los abscesos internos pueden ser difíciles de diagnosticar debido a que están ocultos dentro del cuerpo. Afortunadamente, no son muy comunes. Se desarrollan como resultado de una infección en uno de los órganos. Por ejemplo: una infección de riñón puede resultar en el desarrollo de un absceso en este órgano. También, pueden aparecer por una infección bacteriana que se ha propagado en el torrente sanguíneo. Cuando la infección se extiende, se puede desarrollar un absceso en cualquier parte del cuerpo. Por ejemplo: Una infección bacteriana en los pulmones tal vez se propague a través del torrente sanguíneo y se desarrolle un absceso en el cerebro.

Tratamiento

TRATAMIENTO PARA ABSCESO EXTERNO Un absceso en la piel puede desaparecer sin tratamiento alguno. Cuando el cuerpo lucha con éxito contra las bacterias, la herida se abre por sí sola, drenando el pus y sanando. Los abscesos cutáneos que no se curan solos o siguen empeorando, deben ser tratados por un médico. Cuando el cuerpo es incapaz de matar completamente las bacterias, el absceso crece más y más a medida que continúa la lucha. Un absceso en crecimiento requiere de tratamiento médico. Un profesional de la salud lo tratará con antibióticos o un procedimiento quirúrgico menor. El tratamiento quirúrgico consiste en una punción y la eliminación de las bacterias.

TRATAMIENTO PARA ABSCESO INTERNO Un médico puede sospechar que hay un absceso interno cuando una persona tiene una infección interna y está experimentando dolor. Se puede realizar un ultrasonido o rayos X para diagnosticar esta condición. Si se encuentra un absceso, el médico lo tratará con antibióticos o llevará a cabo una extirpación quirúrgica.

Prevención

Aunque los abscesos no siempre se pueden evitar, es posible reducir el riesgo siguiendo tres directrices.

  1. Come sano para mantener tu sistema inmunológico fuerte. Un sistema inmune sano puede combatir mejor las infecciones.

  2. Mantén una buena higiene. Lávate las manos después de tocar algo que podría estar contaminado con bacterias. Mantén las heridas limpias y cubiertas.

  3. Si vendas la herida de otra persona, no permitas que los fluidos de esta te toquen. El pus de la herida de otra persona puede contener bacterias nocivas.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles