Cómo desarrollar el músculo pubocoxígeo

Escrito por contributing writer | Traducido por gloria soto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo desarrollar el músculo pubocoxígeo
Como parte de tu rutina de ejercicios podrías ejercitar el músculo pubocoxígeo. (Pixland/Pixland/Getty Images)

El músculo pubocoxígeo es el músculo que rodea el pene de un hombre en la base de la pelvis. Si se lo ejercita adecuadamente, puede ser la base para una increíble resistencia y control sexual. Un músculo pubocoxígeo bien desarrollado te puede proporcionar el control sobre la longitud, el ángulo y la duración de una erección, además de mejorar sustancialmente la duración y la intensidad de los orgasmos. Para empezar a sacar el máximo provecho de tu músculo pubocoxígeo, comienza un régimen de ejercicios hoy.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bufanda
  • Toalla de mano
  • Silla de respaldo recto

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Encuentra tu músculo pubocoxígeo. Si bien es probable que utilices este músculo regularmente, no puedes realmente saber dónde está o lo que es exactamente. La mejor manera de localizarlo es deteniendo el flujo mientras estás orinando. Nota que tienes que contraer el músculo para hacer esto. Ese es el músculo pubocoxígeo. Es posible que desees tratar de contener y orinar varias veces para tener una idea firme sobre la ubicación de tu músculo pubocoxígeo.

  2. 2

    Prueba algunas "dominadas pubocoxígeas" (un término acuñado por Douglas Abrams, quien escribió "El hombre multi-orgásmico" (The Man Multi-Orgasmic). Estas dominadas te permitirán, en última instancia, subir y bajar el pene a voluntad. Comienza sentándote en la silla y respira de manera uniforme. Cada vez que inspires, relaja tu músculo pubocoxígeo. Luego, a medida que exhales, contrae este músculo tan firmemente como te sea posible. Asegúrate de que en realidad estés desarrollando tu músculo, colocando tus manos suavemente sobre tu pelvis para que puedas sentir la contracción de este. Si no sientes el movimiento muscular, probablemente acabas de contraer los glúteos y tienes que pasar más tiempo aislando el músculo pubocoxígeo antes de empezar a hacer este ejercicio.

  3. 3

    Desarrolla tu número de repeticiones. Al igual que cualquier otro músculo, no debes excederte en el ejercicio de tu músculo pubocoxígeo. El primer día, es posible que sólo quieras practicar para obtener el control de contracción y relajación del músculo pubocoxígeo. Una vez que puedas hacer esto, empieza a hacer una serie de repeticiones de dominadas pubocoxígeas. Comienza con tres series de cinco, luego continúa hasta que estés haciendo tres series de doce. Cuando lo consigas, puedes agregar nuevas series o repeticiones adicionales como prefieras. Si sientes dolor, date un día de descanso, pero no más de uno.

  4. 4

    Añade peso a la rutina. Una vez que hayas solidificado tu capacidad para realizar una serie de repeticiones de dominadas pubocoxígeas sin ningún problema, puedes añadir peso a tu rutina. Coloca una bufanda o, si tienes fuerza en el músculo, una toalla de mano sobre tu pene y sube y baja o solo sosténlo en el aire durante cinco a 15 segundos. Esto ayudará a añadir un poco de variedad a tus ejercicios.

Consejos y advertencias

  • Una vez que hayas localizado el músculo pubocoxígeo, no es aconsejable practicar continuamente para encontrarlo interrumpiendo la micción natural.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles