Cómo desarrollar la resistencia cardiovascular cuando tienes asma

Escrito por shemiah williams | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo desarrollar la resistencia cardiovascular cuando tienes asma
Cómo desarrollar la resistencia cardiovascular cuando tienes asma. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Si tienes asma, sabes que incorporar un ejercicio cardiovascular a tu rutina de entrenamiento es intimidante. El asma ocurre cuando los tubos de las branquias se inflaman demasiado, es difícil recuperar el aliento y por lo tanto, es difícil respirar. Los ejercicios cardiovasculares requieren un uso significante de los pulmones y tubos de las branquias durante el ejercicio. Fortalecer tus pulmones y tubos de las branquias proporciona una resistencia adicional para permitir que tus pulmones funcionen más suavemente. Además de seguir tu plan de tratamiento para el asma, hay unas cosas que puedes hacer para fortalecer tus pulmones y desarrollar tu resistencia cardiovascular.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Aprende ejercicios de respiración como una manera proactiva de aprender a cómo calmarte cuando te estresas mental o físicamente. El estrés físico específicamente puede producir rápidamente los síntomas del asma. Aprender a usar los ejercicios de respiración para controlar tu estrés y permanecer calmado puede prevenir que los síntomas empeoren hasta un ataque de asma.

  2. 2

    Comienza con un ejercicio cardiovascular de bajo nivel, como caminar. Si prefieres usar una caminadora, comienza en el nivel 1 o 2 sin inclinación. Si prefieres caminar afuera, hazlo durante un clima neutral. Por ejemplo, evita tiempo de calor o frío extremos para evitar agitarte por desencadenadores ambientales en el aire. Si el clima es fresco, envuelve una bufanda alrededor de tu boca para ayudar a regular la cantidad de aire que inhalas. Trata de caminar entre 15 a 20 minutos. Una vez que sientas que puedes hacerlo fácilmente, incrementa ligeramente tu velocidad. Mientras ganas más fuerza, alterna incrementar la velocidad y duración de tus caminatas.

  3. 3

    Gradúa de trotar o correr a un ritmo lento. Si estás en una caminadora, trota a un nivel 3 o 4. Si corres afuera, elige un camino que sea suave y fácil de correr. Ten en cuenta las condiciones climáticas mencionadas anteriormente. Una vez te vuelvas más cómodo, considera desafiarte más físicamente al correr en varios caminos.

  4. 4

    Concéntrate en respirar en tus ejercicios. Respira a través de tu nariz y boca. Trata de respirar suavemente para regular tu respiración.

  5. 5

    Sé consistente. Como un mínimo, haz de 15 a 20 minutos de ejercicio sólido de 2 a 3 veces por semana. Trata de desarrollar tu resistencia de la misma manera que desarrollas los músculos de tu cuerpo.

Consejos y advertencias

  • Estate preparado. En el evento que desarrolles síntomas mientras te ejercitas, ten un inhalador o medicamentos disponibles para aliviarlos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles