Desarrollo de un feto femenino

Escrito por lee cook | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Desarrollo de un feto femenino
Desarrollo de un feto femenino. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Otras personas están leyendo

Desarrollo del feto

El desarrollo de un feto desde la concepción al nacimiento es un proceso biológico extremadamente intrincado, descrito de manera simple como milagroso. Durante este período de 40 semanas un huevo fertilizado, llamado cigoto, crece a partir de 46 cromosomas hasta transformarse en un ser humano. Cada etapa de la gestación es única y se produce en el tiempo apropiado en el embarazo. Como sus homólogos masculinos, el género del feto femenino es determinado en las primeras etapas del embarazo.

Primeras seis semanas de gestación

Cuando el esperma encuentra al huevo se produce la concepción y se forma el cigoto. Este microscópico grupo de células contiene todo del DNA necesario para crear un ser humano funcionando completamente en sus 46 cromosomas. El género del feto ya está predeterminado por dos cromosomas sexuales, con un feto femenino formado por dos cromosomas X y fetos masculinos con estructura de cromosomas XY.

En las primeras seis semanas de desarrollo luego de la concepción o las primeras seis del embarazo, el feto no es expresamente femenino o masculino. No obstante, el material genético necesario para crear cada sistema reproductivo existe en forma de gónadas indiferenciadas, que se convierten en ovarios o testículos alrededor de la sexta semana de gestación. Las gónadas también son responsables de la producción de hormonas andrógenas para los bebés masculinos y estrógenos para los femeninos. Esas hormonas son fundamentales para la creación del sistema reproductivo. Al mismo tiempo que las gónadas se desarrollan, un grupo diferente de células están produciendo gametos, que finalmente generarán óvulos o espermatozoides.

Determinar el sexo del bebé

En un feto femenino comienzan a desarrollarse órganos llamados conductos de Müller dentro de las trompas de Falopio, el útero y la vagina, seis semanas después de la concepción. En la semana 12, las gónadas crecen y forman los ovarios y el clítoris y los labios comienzan a desarrollarse. Aunque es posible ver el feto en desarrollo y escuchar los latidos con un transductor de ultrasonido a las seis semanas, aún es muy pronto para poder detectar los órganos sexuales, aunque ya están en su lugar en esta etapa de desarrollo. Si el bebé está en una posición favorable, ya puede ser posible identificar su sexo en la semana 16, aunque es más común que esto tenga lugar en la semana 20 del embarazo. Aunque el género dicta el desarrollo de los diferentes órganos reproductivos, los otros sistemas del cuerpo, tales como el respiratorio o circulatorio, se desarrollan al mismo tiempo y velocidad en ambos sexos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles