Cómo descansar adecuadamente y recuperar los músculos tensos en el pecho

Escrito por contributing writer | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo descansar adecuadamente y recuperar los músculos tensos en el pecho
Aunque no te des cuenta, los músculos en el pecho son muy importantes para realizar cualquier actividad cotidiana. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La tensión en los músculos del pecho es difícil de diagnosticar y tratar. Cada vez que tienes una lesión en el pecho, a menudo es difícil determinar con exactitud lo que está mal, sobre todo porque las fracturas son difíciles de ver en las radiografías. Incluso si se hace un diagnóstico de la tensión en los músculos en el pecho, la recuperación no será fácil. Hasta que no tienes ese tipo de lesión, no te das cuenta de que casi todas las actividades que haces durante el día implican el uso de los músculos del pecho. Estos se utilizan para levantar el brazo, al agacharse, aunque sólo sea para sentarse o acostarse en la cama. En este artículo se explorará la manera de descansar adecuadamente y recuperar estos músculos.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuidado médico
  • Cuidado hogareño
  • Ayuda durante tu recuperación
  • Compresas calientes y frías
  • Almohadas confortables

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo saber si tus músculos en el pecho están tensos

  1. 1

    Si tienes una lesión en el pecho, primero debes descartar lesiones más graves, como la fractura de una costilla, el esternón fracturado o un problema con los músculos que rodean el corazón. Si la lesión afecta a los músculos del corazón o al corazón mismo, la primera parte del tratamiento debería ser estabilizar el corazón para mantener su presión sanguínea y evitar su caída a niveles peligrosos.

  2. 2

    Hazte una radiografía del tórax para descartar una lesión más grave. Consulta a tu proveedor de atención médica o llama a los servicios de emergencia de inmediato.

  3. 3

    Permite que un médico diagnostique qué es lo que te pasa leyendo los resultados de las radiografías, examinándote y formulándote preguntas acerca de tus síntomas.

  4. 4

    Si estabas haciendo deporte y tiraste demasiado de un músculo al moverte o estirarte excesivamente en una dirección determinada, podrías tener una distensión muscular. Un esguince muscular también puede ocurrir si, durante una actividad, sacudes un músculo repentinamente. Un accidente de auto también puede causar un músculo del pecho tenso. Durante la colisión, el sistema de seguridad del cinturón de seguridad puede tirarte hacia atrás, haciendo que los músculos se pongan tensos. También te puedes romper una costilla o fracturarte el esternón por el cinturón de seguridad, o por golpear el volante, especialmente si el airbag no se abre.

  5. 5

    Las distensiones musculares se producen cuando el músculo se estira más allá de su límite. Las fibras musculares se rompen, por lo general, cuando el músculo se une al tendón. Puedes escuchar un ruido seco o un chasquido de los músculos. El dolor suele ser severo inmediatamente y con frecuencia se producirá un hematoma en la zona. La inflamación generalmente se encuentra en la zona lesionada, aunque el pecho suele hincharse menos que las zonas como muslos o tobillos.

  6. 6

    El médico no vendará ni escayolará los músculos tensos del pecho, o una fractura de esternón o costillas rotas. Es importante que seas capaz de respirar normalmente para poder recuperarte de manera adecuada. También existe el riesgo de una enfermedad respiratoria como la neumonía cuando tu respiración se limita a pequeñas respiraciones.

    Cómo tratar la tensión en los músculos del pecho

  1. 1

    Si se te diagnostica que tienes los músculos del pecho tensos, el primer paso en la recuperación es dejar de usarlos de forma inmediata más de lo absolutamente necesario. Elimina cualquier actividad que tense excesivamente tus músculos del pecho y limítate a las actividades de la vida diaria hasta que tus músculos comiencen a sanar.

  2. 2

    Toma los medicamentos recetados. Puede recibir instrucciones de tomar un medicamento de venta libre, como el ibuprofeno o Tylenol, para el dolor. Sigue las instrucciones de dosificación de tu proveedor de atención médica o la información de dosificación en la botella. A menudo, en los casos de dolor severo, también se te dará un analgésico narcótico. Toma tanto como sea necesario según las instrucciones para el dolor.

  3. 3

    Utiliza una bolsa de hielo, inicialmente, en la zona del pecho herido durante los primeros tres días. El hielo no debe colocarse directamente sobre la piel, así que aplica alguna barrera de protección, como una toalla fina. El hielo ayuda con la hinchazón en el pecho. Puedes continuar con la bolsa de hielo pasados los tres días si la inflamación persiste. Normalmente, una bolsa de hielo es más efectiva si se utiliza durante 20 minutos y luego a la zona lesionada se le da 20 minutos de descanso.

  4. 4

    Aplica compresas calientes después de los primeros tres días o una vez que la inflamación disminuya. Estas por lo general alivian los músculos y ayudan a proporcionar alivio adicional. Algunas personas encuentran que el calor es más irritante para la zona. Si es así, deja de usarlo y considera continuar con el uso breve de las bolsas de hielo o no hagas nada.

  5. 5

    Reposa durante mucho tiempo en cama. Para que tu cuerpo sea capaz de recuperarse de cualquier lesión, necesita descansar. Es difícil para el cuerpo recuperarse cuando sigues manteniendo tus actividades diarias que consumen tu energía.

  6. 6

    Asegúrate de estar en una posición adecuada cuando descanses. Si tienes tensos los músculos del pecho, la mayoría de las posiciones para sentarte o acostarte te causarán dolor. La mejor posición de los músculos tensos del pecho es por lo general tumbarse en una posición parcialmente sentada, con dos o tres almohadas detrás de la espalda. El mejor tipo de almohadas son las bajas, que también ofrecen algo de apoyo a la espalda. Una almohada flexible hará que tus músculos del pecho tengan que ser usados para soportarte.

  7. 7

    Limita tus actividades durante el proceso de reposo. No quieres volver a herir la zona. Asegúrate de no levantar nada más que una libra o dos al principio y de no estirar los músculos del pecho demasiado. Apúntate a actividades fáciles como caminar y sentarte. Incluso las actividades que parece no afectarán a la zona de hecho lo hacen. Por ejemplo, imagina que conduces un coche coche y de repente tienes que desviarte para evitar un ciervo u otro coche, tirando de los músculos tensos repentinamente.

  8. 8

    Comienza estirando el área después de haber descansado durante unos días. El exceso de estiramiento puede hacer las cosas peores, así que empieza con ejercicios sencillos de estiramiento y no hagas muchas repeticiones. No te estires más allá del punto de incomodidad tolerable.

  9. 9

    Añade poco a poco actividades cotidianas normales de vuelta a tu rutina. Sigue estirando todos los días, trabajando en ejercicios de pesas ligeramente. Quieres asegurarte de haber sanado completamente antes de volver a meterte en el levantamiento de pesas más pesadas o en las actividades deportivas que causaron la lesión. La zona ahora es más sensible a las lesiones, por lo que estírate bien siempre y ten cuidado cuando llegue el momento de participar en deportes y otras actividades físicas de nuevo.

  10. 10

    La terapia física puede ser recomendada como ayuda en tu recuperación. Un fisioterapeuta puede ayudarte mostrándote qué ejercicios hacer para ayudarte en la recuperación. Podrías recibir la terapia TENS, en la que la electroterapia ayuda a reducir la hinchazón y relajar los músculos. También pueden utilizarse ultrasonidos para fomentar el flujo de sangre a la zona y relajar los músculos para ayudar a acelerar la curación.

  11. 11

    Asegúrate de continuar la atención con tu médico. El seguimiento puede ser esencial para asegurarte de que la zona se esté recuperando y de que no estás haciendo nada para que la tensión de los músculos en el pecho empeore.

Consejos y advertencias

  • Una compresa caliente debería ser usada solamente por alrededor de 10 minutos, seguida de un periodo de descanso sin calor.
  • Es importante consumir medicación para el dolor si tienes dolores intensos. De esta manera, te asegurarás de poder realizar inspiraciones de aire profundas. Si tu respiración se ve restringida puedes contraer neumonía.
  • Es posible que te des cuenta de que las cremas tópicas para el dolor muscular son efectivas. Pruébalas en un área pequeña para comprobar que no te hagan sentir peor o te generan irritación.
  • No asumas que, porque un radiografía de rayos X a tu pecho dio negativo con respecto a una fractura en el esternón o una costilla, no tienes una. A veces una radiografía no muestra una fractura si esta es tomada al poco tiempo de que se produjo la lesión. Es posible que necesites realizarte una radiografía de seguimiento, o incluso una tomografía computarizada, unos días después si tienes dolor intenso persistente que no parece provenir de un tendón, articulación o músculo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles