Descubrimientos de oro

Escrito por timothy lemke | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Descubrimientos de oro
Las fiebres del oro en California y Australia atrajeron a miles de buscadores de fortuna. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El oro ha mantenido una poderosa influencia sobre los hombres y mujeres a lo largo de la historia. Se han peleado guerras; naciones se han erguido y caído; y vidas se han perdido en la búsqueda de oro. Los arqueólogos creen que el oro fue descubierto alrededor del año 4000 a.C., y que fue utilizado por primera vez para hacer joyería en el 3000 a.C.. Dos de los descubrimientos de oro más grandes en la historia se produjeron a mediados del siglo XIX en California y en Victoria, Australia.

Otras personas están leyendo

El descubrimiento del oro en California

El inmigrante suizo John Sutter llegó a California en 1839 a construir su imperio en la frontera occidental floreciente de los Estados Unidos. En 1847, Sutter tenía 12.000 cabezas de ganado en su rancho y cientos de trabajadores, y puso a uno de estos hombres, James Marshall, a cargo de construir un aserradero para proveer madera para el rancho. El 24 de enero de 1848, según un artículo en el sitio web de la Universidad Estatal de Idaho, Marshall agarró una vislumbre de algo brillante en el suelo. Al agacharse para recoger el objeto del tamaño de un guisante, Marshall inmediatamente supo que había encontrado oro. Mientras más oro fue descubierto durante la terminación de la serrería, Sutter y Marshall se dieron cuenta de lo que ocurriría si su descubrimiento se hacía público y los dos hombres acordaron mantenerlo en secreto.

La fiebre del oro de California

Tomó poco tiempo para que historias de hallazgos de oro comenzaran a difundirse en toda la región. Sin embargo, la frontera era un lugar para historias fantasiosas y poca credibilidad fue dada a estos rumores al principio. Todo eso cambió cuando el emprendedor empresario Sam Brannan corrió por las calles de San Francisco gritando sobre descubrimiento de Marshall, como se informa en el artículo «Descubrimiento» en la Página Web de la Universidad Estatal de Idaho. Brannan, quien previamente había comprado cada pico, pan y pala en la zona, sabía que la noticia del descubrimiento atraería a los interesados de la región para comprar su mercancía ahora sobrevaluada. Sin embargo lo que Brannan puso en marcha fue una acometida masiva que llevó a los buscadores de todo el mundo. En el momento, San Francisco no era más que un oscuro punto de intercambios en el borde de Estados Unidos . En 1849, la población de la ciudad de unos pocos cientos estalló a decenas de miles de hombres y mujeres, desesperados por encontrar su fortuna en los arroyos y ríos de California.

Australia dorada

Aunque la primera vez que se descubrió oro en Australia fue durante la década de 1830, la noticia de los descubrimientos se mantuvo en secreto por el gobierno. Con una población en gran medida de convictoss, las autoridades temían que una fiebre del oro causaría disturbios masivos entre los presos que trabajaban los campos de los ciudadanos honestos. Todo eso cambió cuando un buscador de oro fracasado llamado Edward Hargraves, informa el Servicio de Difusión Especial, regresó de California. Hargraves había notado las similitudes entre el terreno de California y de su nativa Australia. Hargraves se convenció de que había oro esperando ser descubierto y regresó a su casa para encontrarlo. Rumbo a las montañas azules en el estado de Victoria, Hargraves comenzó la prospección y poco después hizo su primer descubrimiento en Summerhill Creek.

Una nueva fiebre

El rumor de oro en Victoria se esparció tan rápido como en California y buscadores de todo el mundo que no podían llegar a California reservaron pasajes a Australia. La población carcelaria de Australia no fue la única inmersa en la fiebre del oro, pues el 80% de la fuerza de policía de Victoria dejó sus puestos de trabajo para iniciar la prospección. De septiembre de 1851, 1.000 mineros estaban buscando oro en los cercanos campos de Ballarat. En 1853 el número de mineros se disparó a más de 20.000. Cuando que se cerró la última mina de oro en Ballarat en 1918, se habían descubiertos 20 millones de onzas de oro, que se estima valen US$10.000 millones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles