Cómo descubrir los síntoma de la costocondritis

Escrito por contributing writer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La costocondritis es una condición dolorosa. Causa inflamación y el ablandamiento del cartílago en el área en que las costillas se conectan con el esternón, las articulaciones costocondriales. No se saben excatamente cuáles son las causas de esta condición, pero se cree que hay ciertas cosas que la disparan. Estas cosas son un golpe en el esternón y/o la zona de las costillas, una infección en las articulaciones costocondriales, que puede haber sido causada por una cirugía y un uso excesivo de los músculos y las articulaciones que rodean al esternón. Hay muchos síntomas para esta condición. Este artículo va a explorar cómo decubrirlos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una probable visita al médico
  • Un seguro médico para cubrir los gastos de la visita al médico
  • Tiempo para descansar y recobrarse

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Chequea el dolor en el pecho. Esta va a ser la primera pista para seguir en busca de los síntomas de la costocondritis. El dolor de pecho será generalmente a ambos lados del esternón, cerca de la tercera a la quinta costilla. El dolor generalmente es severo, pero también puede ser sordo y doloroso. Con frecuencia es más fuerte en el lado izquierdo.

  2. 2

    Toca la zona entre la tercera y la quinta costilla suavemente de izquierda a derecha. Si sientes que está blando cuando presionas las articulaciones y el cartílago que se comunica con el esternón, este es un signo fuerte de costocondritis.

  3. 3

    Respira profundo. Con esta condición, el dolor aumentará cuando respiras hondo o cuando exhalas haciendo ejercicios, por ejemplo. Si el dolor disminuye a medida que descansas y te recuestas, es otro signo.

  4. 4

    Chequea por una dificultad al respirar. Si encuentras que te es difícil respirar hondo por el dolor, es un síntoma de costocondritis. Será difícil levantar cualquier cosa o subir escaleras, por ejemplo. La respiración extra que necesitas hace que las articulaciones duelan.

  5. 5

    Tose, pero ten cuidado. Tendrás un gran dolor cuando toses. Si toses y te duele la zona del esternón, ahí tienes otro signo.

  6. 6

    Visita al médico. Él podrá diagnosticar la costocondritis, descartando otras condiciones médicas. Puede ser que tengas músculos tensados en el área que te estén molestando o puedes tener algo en el corazón. Desgraciadamente esta condición no se muestra en las radiografías como una costilla rota, así que hay límites en la habilidad de tu médico para diagnosticar la costocondritis.

  7. 7

    Chequea la inflamación del área del esternón. Si está presente, puede ser que tengas el síndrome de Tietze. Haz que tu médico chequee la inflamación para descartar este síndrome. Algunas veces la inflamación se mostrará en un MRI o un escaneo CT. El médico puede ordenar alguno de estos dos estudios para distinguir entre las dos condiciones.

Consejos y advertencias

  • Siempre es una buena idea buscar atención médica si tienes un dolor en el pecho.
  • Si tienes dolor en la zona del esternón, especialmente hacia la izquierda, puede ser que estés teniendo un ataque al corazón o algún otro problema de corazón. ¡No tomes al dolor ligeramente! Busca atención médica inmediatamente para descartar cualquier problema de corazón, especialmente si también tienes náuseas, transpiras y tienes dolor en el brazo izquierdo.
  • No todos los médicos están familiarizados con la costocondritis. ¡Deberás mencionársela específicamente como una posibilidad a tu médico para asegurarte de que lo chequee!

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles