Cómo desechar un termómetro

Escrito por mary macintosh | Traducido por florencia kushidonchi
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo desechar un termómetro
Los termómetros de mercurio requieren procedimientos de eliminación especiales. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

El termómetro es una herramienta indispensable para medir la temperatura de un ambiente, una olla de caramelo hirviendo o de un niño afiebrado. Dado que los termómetros son un elemento tan común para el uso hogareño, industrial y médico, desechar un termómetro implica un problema. Los termómetros antiguos hechos de vidrio suelen contener mercurio, un metal plateado en estado líquido. El mercurio es una neurotoxina peligrosa que se forma y permanece en el medio ambiente. El contacto directo con el mercurio líquido, así como la exposición al vapor de mercurio, puede dañar a niños y adultos. Desecha los termómetros de mercurio cuidadosamente para evitar una exposición peligrosa y la contaminación ambiental.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Guantes de goma

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Revisa el bulbo de tu termómetro y observa el color. Si es plateado, es probable que tu termómetro contenga mercurio, a menos que en su etiqueta aclare que "no contiene mercurio". Los termómetros con bulbos de color y los electrónicos no contienen mercurio.

  2. 2

    Desecha los termómetros libres de mercurio junto con otros residuos y desperdicios del hogar. Usa guantes de goma para manipular vidrios o plásticos rotos.

  3. 3

    Busca programas de intercambio locales de termómetros de mercurio. Algunas organizaciones estatales o sin fines de lucro los cambian por otros menos peligrosos que funcionan igualmente bien.

  4. 4

    Comunícate con tu agencia recolectora local de residuos peligrosos para preguntar sobre procesos de eliminación específicos para los termómetros de mercurio. Puede ser que te indiquen llevar o enviar el termómetro a un establecimiento de reciclaje de mercurio, o tu localidad puede brindar una recolección gratuita.

Consejos y advertencias

  • Los termómetros de mercurio suelen romperse, generando una exposición peligrosa al metal. Reemplaza todos los termómetros de mercurio, incluyendo los modelos médicos y gastronómicos por alternativas más seguras.
  • Si se rompe un termómetro de mercurio, usa guantes de goma o látex para limpiar el derrame de inmediato. Límpialo por completo con un cartón o un trapo. Coloca todos los materiales contaminados que estuvieron en contacto con el metal en bolsas de plástico. Elimina estas bolsas mediante una agencia recolectora de residuos peligrosos.
  • Nunca barras o aspires el mercurio derramado. Nunca lo viertas por un desagüe, ya que contaminará el suministro de agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles