Cómo deshacerse de un caso severo de hipo

Escrito por rebekah brooks | Traducido por laura guillerón
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo deshacerse de un caso severo de hipo
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

El hipo ocurre cuando se produce un espasmo en alguno de los nervios que controla la respiración, lo que hace que los músculos del diafragma, el cuello y la garganta se contraigan en un instante e inhalen aire con rapidez. Cuando esto ocurre, la glotis, el colgajo de tejido en la parte posterior de la garganta, se cierra repentinamente sobre la tráquea. La ráfaga de aire que choca contra el colgajo cerrado produce el sonido del hipo. Estos espasmos suelen aparecer cuando los nervios se irritan tras haber tragado mucho aire al beber una gaseosa o comer demasiado rápido. Muchos remedios para el hipo consisten en interrumpir la corriente de aire hacia el estómago para así evitar que continúe.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Mantén la respiración. Según informa Medicina Online, al mantener la respiración se incrementan los niveles de dióxido de carbono en tu cuerpo y disminuyen los de oxígeno. Esto engaña a tu cuerpo haciéndole creer que te estás asfixiando o ahogando y lo obliga a detener el hipo para usar sus recursos para otras funciones.

  2. 2

    Bebe un vaso de agua. Muchos de las curas implican beber un vaso de agua, a veces del lado opuesto del vaso; puedes probar tomando de a sorbitos o beberte todo de un trago. De la forma que sea, el agua llenará tu estómago de líquido y le dará a tu cuerpo algo más para tragar en lugar de aire.

  3. 3

    Traga una cucharadita de azúcar. Este truco también sirve para que dejes de tragar aire, además de estimular tu nervio vago que es el que le envía señales a tu diafragma para que deje de contraerse. Otras sustancias que puedes ingerir son la miel, el jugo de limón, el vinagre y la mantequilla de maní, o bien, puedes comer una galletita o un trozo de pan.

  4. 4

    Respira dentro de una bolsa de papel. Esto provoca el mismo efecto que mantener la respiración ya que te obliga a respirar dióxido de carbono. Al aumentar tus niveles de dióxido de carbono, tu cuerpo se ve forzado a cortar el hipo para poder concentrarse en otras funciones. Con la mano colócate la bolsa abierta sobre la boca y respira adentro de 5 a 10 veces.

  5. 5

    Masajea tu paladar con la lengua o un hisopo de algodón. Así estimularás también tu nervio vago para que el diafragma deje de contraerse. Ten cuidado si tu reflejo nauseoso es muy sensible.

  6. 6

    Tómate la lengua con los dedos y sácatela de la boca. Es otro método para estimular el nervio vago y detener los espasmos del diafragma.

  7. 7

    Tápate los oídos con los dedos. Según el sitio web de Mi guía para la salud (My Health Guide), hay ciertas ramas del nervio vago que se extienden por los canales auditivos y al introducir los dedos se produce una presión que estimula el nervio para detener el hipo. Sin embargo, ten cuidado de no introducir demasiado los dedos porque podrías dañar los canales auditivos.

  8. 8

    Tose, eructa o estornuda. Cualquiera de estas cosas hace que el diafragma se encoja en lugar de contraerse, lo que interrumpirá las múltiples contracciones hasta que eventualmente disminuyan o paren por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles