Cómo deshacerse de los dolores provocados por un fibroma

Escrito por kelli cooper
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los fibromas son masas de tejido benignas (no cancerosas) que se forman en el recubrimiento del útero. Son muy comunes en mujeres en edad de procrear y generalmente no producen síntomas ni complicaciones. Si son grandes pueden causar dolores y menstruaciones abundantes. Su crecimiento es provocado por el estrógeno y se achican cuando se reduce la cantidad que les llega de esta hormona, lo que a su vez produce un alivio en los dolores. Si tu caso es más severo, removerlos puede ser tu mejor opción.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Discute las opciones del tratamiento con tu médico. Si tus fibromas están creciendo y te producen dolor, debes considerar la ingesta de medicamentos o procedimientos para tratarlos. Si tu mayor preocupación es el dolor, un dispositivo intaruterino que contenga progesterona puede aliviarlo. Sin embargo, no reducirá los fibromas. También puedes tomar medicación que interfiera con tu producción de estrógeno; esto reducirá el dolor y achicará a los fibromas. Estas drogas harán que tu menstruación desaparezca. Si estos crecimientos te están causando dolor significativo, tu médico te recomendará procedimientos quirúrgicos para removerlos. La única forma de erradicarlos y de evitar que vuelvan es somerte a una histerectomía, en la que se remueve todo el útero. Si te sometes a ella terminarás con tu fertilidad. Una miomectomía es un procedimiento por el cuál se remueven los fibromas pero se deja el útero intacto. Pero siempre pueden volver. Otras opciones incluyen una variedad de procedimientos no quirúrgicos que destruyen los fibromas sin removerlos. Con estos métodos es posible que vuelvan.

  2. 2

    Evita las comidas que contengan hormonas. Esto incluye cualquier elaboración convencional con productos animales. Si quieres comer carne, huevos o productos lácteos, cambia a los productos orgánicos. Come más frutas, verduras, comidas de soja y de semillas de lino; contienen sustancias beneficiosas que actúan de manera similar al estrógeno de tu cuerpo. Se adosan a los receptores de estrógeno de tus fibromas, lo que hará que el estrógeno regular no llegue a ellos para hacerlos crecer.

  3. 3

    Embárcate en ejercicios aeróbicos regulares; apunta a 30 minutos diarios la mayoría de los días de la semana. El ejercicio regular baja los niveles de estrógeno. Estos ejercicios incluyen caminar, correr, nadar y andar en bicicleta. Comienza despacio si no estás ejercitando regularmente. Si crees que no puedes mantener el ritmo durante 30 minutos ininterrumpidos, divide al tiempo en 3 etapas de 10 minutos.

  4. 4

    Mantén un peso saludable. Las hormonas son producidas en la grasa de tu cuerpo. Si tienes exceso de ella, producirás estrógeno en exceso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles