Cómo deshacerse de una mordida de amor

Escrito por jillian zita
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

¿Alguna vez tuviste una noche genial con alguien y al día siguiente notaste una mancha roja irritante, avergonzante conocida como mordida de amor o chupón? Aunque te hayas divertido para tenerla, no tiene nada de divertido deshacerte de ella. Pero tienes suerte, porque hay algunos métodos sencillos que te pueden ayudar a hacerlo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cuchara
  • Un saquito de té
  • Agua caliente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Piensa en combinar varios remedios para deshacerte del mordisco de amor. Artículos diferentes te dicen cosas diferentes, como usar un bálsamo para labios para aflojar los vasos sanguíneos, congelar una cuchara y retorcerla sobre el chupón y usar un saquito de té para ayudar a calmar la zona. Todo eso solo toma mucho tiempo para quitar el chupón. Hacerlo en la secuencia correcta te ayudará a quitarlo casi tan rápido como lo conseguiste y te ayudará a tener el valor de enfrentar a mamá, a papá y al mundo. Antes de siquiera tocar el chupón, lo primero que tienes que hacer es tomar la cuchara y colocarla en el congelador.

  2. 2

    Frota suavemente la zona de la mordida de amor con tu dedo y trata de aflojar los vasos sanguíneos. Debes hacerlo porque éstos se contraen durante la formación de un chupón. Te agrada cuando te lo están dando pero una vez que comienzas a frotarlo para quitarlo se irritará un poco. Una vez que los vasos sanguíneos comienzan a aflojarse, la zona se empezará a poner de color rosado.

  3. 3

    Toma tu bálsamo para labios y dalo vuelta para que la tapa esté de frente a tu mordida de amor. Presiona la tapa del bálsamo sobre el chupón y comienza a girarlo en la dirección de las agujas del reloj. Hazlo unas cinco veces y luego cambia de dirección. Cada vez que lo gires debes hacerlo con más fuerza. La zona se volverá más rosada y deberás ver menos el chupón y más una mancha que parecería que te hubieras estado rascando.

  4. 4

    Ve al congelador y saca la cuchara. Colócala, con el lado cóncavo hacia abajo, sobre el chupón y gírala en dirección de las agujas del reloj unas cinco veces. Luego, gírala en la dirección opuesta. Nuevamente, cada giro debe ser progresivamente más fuerte. Vuelve a colocar la cuchara de nuevo en el congelador.

  5. 5

    Prueba con el método del saquito de té para quitar el chupón. Hierve agua o coloca una taza de agua en el microondas hasta que comience a hervir. Coloca el saquito de té en el agua como si te estuvieras preparando una taza de té. Deja el saquito en el agua durante dos minutos y luego retíralo. Colócalo sobre el chupón durante unos tres minutos o hasta que comience a enfriarse. Además, puedes tomarte la taza de té, pero no vuelvas a usar el saquito de té después de haberlo utilizado en tus esfuerzos por ocultar un chupón.

  6. 6

    Ahora que has hecho todas las cosas necesarias para quitar la marca de un chupón, debes esperar hasta que se vaya. A estas alturas deberá ser mucho más claro que antes pero no se habrá ido por completo. Volver usar la técnica de la cuchara congelada de tanto en tanto a lo largo del día es efectivo. Si debes salir, usa la técnica del bálsamo para labios cuando nadie esté mirando. Al día siguiente, o al final del día, la mordida de amor debería haberse ido y nadie jamás sabrá que estuvo allí.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles