Cómo deshacerse de las verrugas

Escrito por jacqueline trovato
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las verrugas, conocidas por los dermatólogos como marcas cutáneas en la piel, son por lo general benignas (no cancerosas). Están formadas por tejido de color carne que cuelgan de la piel a través de un tallo al que están conectadas. La mayoría son muy pequeñas, pero existen algunas de hasta media pulgada de largo. Si bien pueden ser desagradables y molestas cuando la ropa o las joyas se enganchas en ellas, normalmente no son dolorosas ni peligrosas. Aparecen con más frecuencia en las mujeres, en las personas con sobrepeso o diabetes y en personas de edad avanzada, donde crecen por lo general en el pecho, la espalda, las axilas, el cuello, por debajo de los senos, en el área de la ingle e incluso en el párpado. Se cree que surgen del roce de la piel contra otras áreas también de piel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Consulta a tu médico sobre la eliminación de las verrugas en la piel. Dependiendo del tamaño y la ubicación, el especialista, ya sea su médico de familia, un dermatólogo o un oftalmólogo (cirujano ocular), la puede quitar. Visita a un oftalmólogo para eliminar las verrugas cerca del área del ojo o en el párpado. Los pasos 2 y 3 deben ser llevados a cabo por un médico.

  2. 2

    Aplica anestesia local antes de retirar las verrugas grandes. El proceso para quitar las verrugas pequeñas es indoloro y no requiere anestesia.

  3. 3

    Para obtener resultados instantáneos: congela la verruga con nitrógeno líquido (crioterapia); quema la piel con electricidad (cauterización); utiliza cirugía o tijeras para quitar la verruga de la piel. Puede ocurrir un sangrado leve, lo que quizás sea problemático para algunos. La desventaja de congelar o quemar una verruga es la posibilidad de quedarse con una mancha de decoloración en la piel. Además, necesitarás llevar a cabo un procedimiento para conseguir que la verruga se caiga.

  4. 4

    Prueba quitando tú mismo, en tu propia casa, las verrugas pequeñas (excepto las que están cerca de tus ojos). Ata el tallo conectado a la verruga con un trozo de hilo dental o de seda. Con suerte, la verruga caerá en unos pocos días. No te preocupes si las verrugas crecen nuevamente. Es posible que salgan nuevos crecimientos en otros lugares, pero las eliminadas no volverán a crecer.

No dejes de ver

Recursos

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles