Cómo deshacerte de los callos

Escrito por wirnani garner | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo deshacerte de los callos
(Creative Commons License, by: dexter8005, copyright: July 2008, Creative Commons License, by: TheTruthAboutMortgage.com, copyright: July 2008, Creative Commons License, by: Lu_, copyright: May 2006, Creative Commons License, by: joojanta, copyright: July 2006, Creative Commons License, by: Crystalwood Naturals, copyright: May 2008)

Los callos son pequeñas partes endurecidas y engrosadas de la piel que son formados comúnmente en medio o en la parte superior de los dedos. Generalmente aparecen como diminutas manchas circulares amarillas con una mancha de color gris en el centro. Los callos son formados debido a las rozaduras o a la fricción repetitiva de la superficie del zapato contra los dedos del pie. Usando zapatos que sean demasiado ajustados, especialmente alrededor del área de los dedos, es uno de los principales factores que conducen a la formación de callos. Estas mini callosidades no amenazan la vida, pero seguramente pueden ser bastante dolorosas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cuenca con agua tibia
  • Sales de baño
  • Jabón
  • Una piedra pómez
  • Un diente de ajo
  • Sal
  • Una curita
  • Palitos de regaliz
  • Aceite de mostaza o de ajonjolí
  • 6 tabletas de aspirina
  • Agua
  • Jugo de limón
  • Plástico envolvente
  • Una bolsa plástica
  • Calcetines
  • Un té de manzanilla
  • Aceite de ricino
  • Aceite del árbol de té
  • Vinagre de sidra
  • Jugo de papaya cruda
  • Cáscara de piña

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Modifica el tamaño de tus zapatos. Esta es la forma más fácil de deshacerte de los callos. Prueba zapatos con puntas más amplias, punteras más altas y aquellos con superficies más suaves para reducir la fricción. También ayudará si utilizas medias gruesas bien ajustadas en ciertos tipos de zapatos.

    Cómo deshacerte de los callos
  2. 2

    Remoja y cepilla suavemente tus callos. Consigue un cuenca pequeña y llénala con agua que esté lo suficientemente caliente para que puedas manejarla. Coloca un poco de sales de baño y burbujas de jabón en el agua. Remoja tus pies en ella por 20 a 25 minutos. Después del remojo, pon un poco de aceite para bebé directamente en tus callos y utilizando una piedra pómez o un cepillo para callos, frota suavemente las superficies ásperas de éstos. Recuerda solamente aplicar una presión suave cuando te raspes. Frotándolos demasiado fuerte puedes causar irritación. Haz este método todos los días hasta que los callos hayan desaparecido.

  3. 3

    Aplica el tratamiento de ajo. Prepara un diente de ajo y sal. Corta el ajo en trocitos, añade una pizca de sal en éste y machácalos bien hasta que estén un poco pastosos. Aplícalo sobre tus callos, cubriéndolos con una curita y manténlos así durante 3 días. Al tercer día, cuando tires de la curita, la superficie seca de tus callos se desprenderá con ella también.

    Cómo deshacerte de los callos
  4. 4

    Prueba la cura de regaliz para los callos. Prepara unos palos de regaliz y aceite de ajonjolí o de mostaza. Muele 4 palos de regaliz hasta volverlos pastosos. Agrega 1/2 cucharadita de aceite de ajonjolí o de mostaza sobre el regaliz, mezclalos todos juntos y aplícalo sobre tus callos en la noche antes de acostarte. Aplicando este tratamiento diariamente ayudarás suavizando el callo y disminuyes su tamaño hasta que se haya ido totalmente.

  5. 5

    Deshazte de los callos usando aspirina. Prepara tabletas de aspirina, agua y zumo de limón. Pulveriza 6 tabletas de aspirina y luego añade 1/2 cucharadita de agua y 1/2 cucharadita de jugo limón. Mézclalos todos juntos hasta que la mezcla parezca estar un poco pegajosa. Luego aplica un poco sobre la superficie endurecida de tus callos, cubriendo tus pies con una bolsa plástica y envolviéndolos con una toalla caliente. Déjalos de esta manera por 10 a 15 minutos. Desenvuelve tus pies y luego restriega suavemente tus callos con una pieda pómez o cepillo para callos. Con la ayuda de la mezcla, la superficie endurecida de tus callos puede ser fácilmente desprendida.

    Cómo deshacerte de los callos
  6. 6

    Utiliza el té de manzanilla para el tratamiento de los callos. Hierve una taza de té de manzanilla fuerte. Bien puedes remojar tus pies en el té o solamente frotar ligeramente algo de él específicamente sobre tus callos con una bola de algodón. Después de hacer cualquiera de estas dos formas, envuelve tus pies con plástico envolvente. Usa un calcetín para mantenerlo en su lugar y déjalo así durante la noche. El té ayudará a suavizar las superficies duras de tus callos. Será fácil para ti frotar suavemente tus callos con una toalla gruesa de mano o con un cepillo para callos.

  7. 7

    Trata las superficies endurecidas del callo con aceite. Coloca un poco de aceites esenciales de mandarina o de limón de 2 a 3 veces al día para suavizar los callos duros, haciéndolos más fácil para raspar. Masajea las superficies endurecidas de los callos con aceite de ricino durante 3 minutos 2 veces al día, para ayudar a limpiarlos fácilmente. Usando el aceite del árbol de té con vinagre de sidra, es también una forma eficaz para ayudar a tratar los callos. Basta con aplicar vinagre de sidra sobre los callos. Déjalo ahí durante 3 minutos y aplica el aceite del árbol de té.

    Cómo deshacerte de los callos
  8. 8

    Elimina los callos con frutas. Las frutas como la papaya y la piña son excelentes en la eliminación de los callos. Basta con aplicar 1/2 cucharadita de jugo de papaya cruda sobre tus callos 3 veces al día hasta que hayan desaparecido totalmente. Para el tratamiento con piña, corta simplemente un pequeño cuadrado de una cáscara de piña recién cortada. Ponla sobre la superficie de los callos. Mantén la piña en su lugar cubriendo tus pies con plástico envolvente y luego usa un calcetín. Déjalo de esta forma durante la noche.

Consejos y advertencias

  • Utilizar soluciones de ácido para deshacerte de los callos no es aconsejable. Puede ser peligroso y causar infecciones no deseadas sobre tu piel que pueden empeorar el problema de tu callo.
  • No utilices hojas de afeitar para cortarte tus callos. Esto puede llevar a cortes accidentales de la piel que sólo pueden causar irritación y posibles infecciones.
  • Si tus callos están empezando a tener un dolor insoportable o si todavía persisten incluso después de intentar todos los tratamientos conservadores que existen, lo mejor es ir simplemente con tu médico para recibir tratamiento. El podólogo puede ayudar a cortar los callos utilizando procedimientos médicos o puede recomendar una cirugía menor para los casos de callos más graves.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles