Cómo deshacerte de la grasa de la espalda del sostén

Escrito por cicely a. richard | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Muchas mujeres sufren de la proyección del sostén, la grasa que aparece cuando te pones un sostén y es visible a través de las camisas. A veces llamada tapa del mollete, se vuelve más susceptible a la grasa de la espalda del sostén a medida que envejeces. Las mujeres usan productos que dan forma como sostenes largos para minimizar la aparición del exceso de grasa y algunas mujeres recurren a medidas extremas como la cirugía estética. Antes de pensar en realizar esfuerzos dramáticos como la cirugía, puedes deshacerte del abultamiento del sostén echando un vistazo a tu dieta y a la rutina de ejercicios.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Dale un vistazo honesto a tu dieta. Anota todo lo que comes, incluye los bocadillos, para asegurarte de que no consumes demasiadas calorías inútiles. El exceso de grasa en la zona de la espalda y otras partes del cuerpo puede ser debido a un exceso de calorías, en particular aquellos que contienen grasas saturadas y alimentos chatarra dulces. Evita los alimentos blancos, con almidón como el pan blanco, sustitúyelos con productos de trigo y arroz integral. Come proteínas magras. Aunque es necesario reducir las calorías, intenta permanecer entre 1.500 y 2.000 calorías, según tu peso actual y el nivel de actividad.

  2. 2

    Desarrolla un régimen de entrenamiento de fuerza. Empieza con pesas ligeras o sin pesas, aumenta a pesas más pesadas. Enfócate en todos los músculos de la parte superior del cuerpo, no puedes enfocarte solo en la grasa dorsal. Las flexiones trabajan los músculos de la parte superior del cuerpo incluyendo la grasa que se cierne sobre el sostén. Para hacer referencia a esa zona, haz tus flexiones de brazos con las manos en el piso apuntando hacia delante de ti. Mantén los brazos pegados al cuerpo. Si tienes acceso a un gimnasio local, usa sus máquinas de ejercicio superior del cuerpo. Los miembros de personal capacitado te enseñarán cómo conseguir un entrenamiento eficaz en esa zona. Trata de hacer ejercicios que trabajen tanto la parte superior como la inferior. Haz al menos tres series de cada ejercicio, que consta de 8 a 12 repeticiones, de 30 a 45 minutos.

  3. 3

    Haz Pilates. Aunque Pilates tiene la reputación de ser una sesión de ejercicios abdominales, trabaja todo el núcleo, lo cual incluye la parte de atrás. Un ejercicio que se concentra en el área de la espalda del sostén es la natación. Es necesario que te recuestes sobre tu estómago con los brazos y las piernas extendidas como si estuvieras nadando. Mantén tus palmas hacia abajo y los dedos de los pies en punta. Levanta las piernas y los brazos en el piso sin arquear la columna vertebral. Solapa el brazo y la pierna opuesta, inhalando y exhalando lentamente. Haz esto a lo largo del ejercicio con tu rutina de Pilates dos veces por semana.

  4. 4

    Obtén un ejercicio aeróbico. Necesitas gastar calorías y quemar la grasa con el fin de ver los resultados de tu entrenamiento de fuerza. Las actividades aeróbicas incluyen paseos en bicicleta, senderismo, nadar, bailar y caminar. Añade pesas de mano a la rutina de ejercicios para trabajar la parte superior del cuerpo. El kickboxing, la danza del vientre y las máquinas elípticas trabajan la parte de atrás, mientras queman la grasa. Intenta el entrenamiento del circuito como The Firm, que combina cardio con el entrenamiento de fuerza. Haz ejercicios aeróbicos por lo menos 30 minutos de tres a cinco veces a la semana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles