Cómo deshidratar fresas en un horno convencional

Escrito por lee weal | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo deshidratar fresas en un horno convencional
Deliciosas fresas maduras. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El dietista registrado David Grotto, se refiere a las fresas como una "súper fruta" en su libro "101 Foods that Could Save Your Life" (101 comidas que pueden salvar tu vida). Llena de antioxidantes y fibra, esta fruta colorida también es baja en calorías y contiene más de 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C. Las fresas están en su pico en los meses de verano, pero las fresas deshidratas pueden disfrutarse a pesar de la temporada. Un deshidratador de fruta produce resultados rápidos, pero las fresas también pueden secarse en un horno convencional.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo para pelar
  • Rejilla o toallas de papel
  • Aceite de canola en aerosol
  • Bandeja para hornear
  • Termómetro para horno

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge fresas de color rojo profundo que estén firmes al tacto sin abolladuras o manchas. Las manchas pequeñas pueden pelarse si es necesario.

  2. 2

    Lava las fresas en un fregadero lleno de agua fría. Muévelas alrededor del agua fría y cambia el agua como sea necesario para enjuagar toda la suciedad de la fruta.

  3. 3

    Deja que las fresas se sequen sobre una rejilla o sobre unas toallas de papel limpias. Utiliza un cuchillo para quitar la cáscara, que es el área donde el tallo se adjunta a la fresa.

  4. 4

    Rebana las fresas a lo largo en rodajas iguales. Las rodajas del mismo grosor se secarán de forma uniforme.

  5. 5

    Coloca las rodajas de fresas en una sola capa sobre una bandeja para hornear ligeramente rociada con el aceite de canola. Espárcelas de manera que no se toquen entre sí.

  6. 6

    Enciende el horno, inserta el termómetro del horno y colócalo a una temperatura de 140 grados Fahrenheit (60 grados Centígrados). Si tu horno no puede ponerse a temperatura tan baja, utiliza la opción de "calentado". Para dejar que el vapor escape y el aire circule sostén la puerta abierta.

  7. 7

    Revisa el termómetro del horno de forma periódica para asegurarte de que la temperatura no exceda los 150 grados Fahrenheit (65 grados Centígrados). Haz los ajustes necesarios.

  8. 8

    Revisa las fresas cada 90 minutos o dos horas. Deben lucir un poco arrugadas y secas de la superficie.

  9. 9

    Utiliza una espátula delgada para voltear cada rodaja y luego revisa periódicamente para ajustar la temperatura y para revisar el punto de cocción. Deben ser flexibles y no sentirse pegajosas al tacto. Dependiendo de tu horno y el nivel de humedad en el aire, las fresas pueden tomar entre 6 a 20 horas para estar completamente deshidratadas. Prueba una o dos antes de retirar la bandeja del horno.

  10. 10

    Cuando las fresas estén completamente deshidratadas retíralas de la bandeja y déjalas enfriar a temperatura ambiente por cerca de una hora.

  11. 11

    Pasteuriza la fruta para destruir cualquier huevo de insecto oculto colocando las fresas secas en una bolsa de congelador y colocándolas en el congelador con una temperatura de 0 grados Fahrenheit (-17 grados Centígrados) por un mínimo de dos días.

  12. 12

    Almacena las fresas deshidratadas en un contenedor de vidrio o de plástico a prueba de humedad. Etiqueta el frasco con la fecha y almacénalas en un lugar seco y frío. Si están en un contenedor hermético deben utilizarse dentro de un año.

Consejos y advertencias

  • Evita secar las fresas en días cálidos y húmedos, ya que esto alarga el tiempo que toma para que la fruta se seque completamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles