Hogar

Cómo hacer un desinfectante casero no tóxico de peróxido para baños

Escrito por kay wagers | Traducido por katherine bastidas
Cómo hacer un  desinfectante casero no tóxico de peróxido para baños

Usa peróxido de hidrógeno para matar los gérmenes en tu baño.

Comstock/Comstock/Getty Images

Desinfectas tu baño para proteger a tu familia de los gérmenes. Si también quieres mantenerlos a salvo de los efectos de los productos químicos ásperos encontrados en los productos desinfectantes comerciales, puedes crear tu propio desinfectante no tóxico con la solución adecuada de peróxido de hidrógeno.

Otras personas están leyendo

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es un desinfectante ideal para usar en los baños. Un oxidante, el peróxido de hidrógeno daña los materiales orgánicos con los que entra en contacto. Mata a los gérmenes y bacterias. Es más espeso que el agua y también ayuda a eliminar la suciedad y la mugre. Para usarlo en el baño, el peróxido de hidrógeno al 3 por ciento es lo suficientemente fuerte como para matar las bacterias que se encuentran comúnmente y además es lo suficientemente suave para no ser tóxico para tu familia. Lo puedes encontrar en las tiendas donde se venden los suministros básicos de primeros auxilios.

Uso

Para utilizar el peróxido de hidrógeno como desinfectante, colócalo en una botella con atomizador opaca. Rocía ligeramente los lavabos, duchas o bañera, cubriendo el área que desees desinfectar. Deja reposar durante 30 a 40 segundos, luego limpia con una esponja. Mientras que la concentración al 3 por ciento no debería dañar tu ropa de baño al blanquearla, para estar seguro, coloca a un lado las toallas y otros artículos de tela mientras limpias para que no entren en contacto con el aerosol.

Seguridad

Al desinfectar tu baño con agua oxigenada, usa guantes, especialmente si tienes algún corte abierto en las manos. El peróxido de hidrógeno puede causar irritación en la piel y ardor en las heridas abiertas. Evita que te entre en los ojos. Aunque la solución al 3 por ciento es bastante suave y no es tóxica, manténla fuera del alcance de los niños y mascotas. Si se ingiere, puede causar vómitos e irritar los tejidos de revestimiento de la garganta y el estómago.

Consideraciones

Si tienes azulejos en el baño, revisa la lechada antes de rociar el peróxido de hidrógeno. Se puede blanquear y decolorar la lechada de color con la que entre en contacto. Si esto sucede, no hay forma de reparar el daño del color sin tener que reemplazar la lechada dañada. Si tienes lechada blanca regular, es seguro usar peróxido de hidrógeno en ella. Además de desinfectar la zona, el peróxido de hidrógeno también puede blanquear las manchas en la lechada dejadas por el crecimiento de moho.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media