DESCUBRIR
×

Cómo desinfectar los platos con lejía

Actualizado 21 febrero, 2017

Ya sea que estés de campamento o si tienes alguien enfermo con gripe en tu casa, desinfectar los platos con lejía es una excelente forma de matar los gérmenes. La lejía se ha usado como método de desinfección alternativo por décadas antes que los lavavajillas fueran un electrodoméstico común en las casas. Si tienes un corte de energía o tienes problemas con la fuente de agua, recurre a este producto para asegurarte que puedes usar los platos de manera segura.

Instrucciones

Puedes usar lejía para desinfectar la vajilla. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)
  1. Vierte un galón (3,7 l) de agua caliente en un cubo de 2 galones (7 l) y añade una cucharada de lejía, teniendo cuidado de no salpicar el producto sobre tu ropa o la piel.

  2. Lava todos los platos en agua caliente jabonosa y enjuaga bajo el agua corriente limpia (o sumérgelos en una pileta llena de agua limpia si no tienes agua corriente disponible).

  3. Sumerge el plato que has enjuagado en el cubo que tiene la solución y mantenlo sobre el cubo un momento para permitir que el agua con lejía se escurra.

  4. Coloca el plato desinfectado en un escurridor y espera a que se seque o sécalo a mano con una toalla limpia.

  5. Repite el proceso hasta que todos los platos estén limpios y desinfectados.

Necesitarás

  • 1 cucharada de blanqueador de lejía
  • 1 galón de agua (3,5 l)
  • Guantes de látex
  • Un cubo de 2 galones (7 l)