Desintoxicación para un nivel de amoníaco elevado a causa de enfermedades hepáticas

Escrito por helen messina | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Desintoxicación para un nivel de amoníaco elevado a causa de enfermedades hepáticas
Las bacterias en el intestino producen amoníaco a partir de las descomposición de proteínas. (Bacteria Colonies image by ggw from Fotolia.com)

Un hígado enfermo no es capaz de eliminar la toxicidad de los metabolitos de las proteínas, como el amoníaco, lo que aumenta sus niveles en la sangre. Los daños hepáticos evitan que tu cuerpo utilice los metabolitos, ya que el hígado no puede filtrarlos, convertirlos, ni utilizar los productos finales. El amoníaco producido por la actividad bacteriana de las proteínas en el intestino, es absorbido y transportado al hígado. El hígado degrada el amoníaco en productos finales y elementos de desecho. El amoníaco puede evitar ingresar a un hígado dañado y acumularse en la sangre.

Otras personas están leyendo

Toxicidad del amoníaco

Los niveles elevados de amoníaco en sangre pueden afectar al cerebro, que es permeable a esta sustancia y muy vulnerable a los efectos tóxicos. Entre los síntomas de toxicidad se pueden incluir la confusión, el aletargamiento, la alteración de la capacidad de concentración y la mala coordinación. Los altos niveles de amoníaco en el cerebro pueden provocar inflamación, edema, presión intracraneal elevada y una posible hernia cerebral. Un diagnóstico clínico, basado en dolencias, señales, síntomas y pruebas de laboratorio, requiere mayor investigación para descartar otras causas significativas de alteraciones mentales.

Prueba

La prueba del amonio plasmático es el análisis que determina la presencia de amoníaco en sangre. Sin embargo, los niveles elevados no reflejan una enfermedad hepática, ya que esto también puede ser el resultado de una insuficiencia cardíaca congestiva, una hemorragia intestinal, el uso de ciertos medicamentos y el consumo de proteínas antes de la prueba. El análisis indica el agravamiento de una enfermedad hepática, controla el tratamiento y contribuye en el diagnóstico de un coma hepático inminente. Recuerda que los niveles tóxicos en el cerebro pueden ser más altos que los que se reflejan en la sangre.

Laxantes

El uso de laxantes es fundamental para reducir los niveles de amoníaco en el tracto intestinal. El laxante más utilizado es la lactulosa, que altera la flora bacteriana y reduce la cantidad de organismos disponibles para producir amoníaco. La dosificación de la lactulosa se regula hasta que se produzcan de 3 a 4 deposiciones diarias. Otro laxante es el citrato de magnesio, que normalmente se utiliza para eliminar las heces con sangre luego de una hemorragia intestinal y se administra a través de una sonda nasogástrica que acelera la expulsión de la sangre.

Antibióticos

La administración de antibióticos por vía oral, en lugar de intravenosa, limita la acción antibacteriana únicamente al lugar donde se la necesita, el trato gastrointestinal. El principal objetivo es reducir la cantidad de bacterias productoras de amoníaco que se encuentran en el intestino. Tres de estos antibióticos son la neomicina, la vancomicina y la rifaximina. Ocasionalmente, se emplean antibióticos y lactulosa, de manera conjunta para reducir las bacterias y mejorar la limpieza intestinal. La administración en intervalos separados previene que la lactulosa elimine los antibióticos demasiado rápido.

Métodos adicionales

Otro método que se emplea para disminuir la producción de amoníaco es una reducción temporaria de la ingesta de proteínas a través de la dieta. Este método también puede incluir la disminución o la suspensión del uso de ciertos medicamentos que se descomponen en el hígado, lo que alivia su trabajo. Otra restricción puede ser evitar algunos medicamentos que contienen amoníaco, como los antiácidos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles