Desórdenes en la piel de los caballos

Escrito por tammy quinn mckillip Google | Traducido por camila carbone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Desórdenes en la piel de los caballos
Los caballo tienen muchos problemas de piel. (caballos image by Marco Antonio Fdez. from Fotolia.com)

Los caballos son propensos a varios desórdenes cutáneos. Su piel es muy delgada y tienen mucha porque son animales grandes. Debido a esto, no es extraño que los caballos sufran de varios tipos de males cutáneos. Aprender a reconocer y diferenciar los problemas de la piel de los caballo es el primer paso para proporcionarles el tratamiento adecuado.

Otras personas están leyendo

Anormalidades genéticas

Las diferentes razas de caballos son susceptibles a diferentes clases de problemas en la piel. La astenia dermal regional hereditaria equina (HERDA por sus siglas en inglés) es una anormalidad que afecta las líneas de los caballos Quarter. La piel con HERDA se desgarra con facilidad y se estira. Los caballos criados meticulosamente tienden a tener piel más fina que es extremadamente sensible a las picaduras de los insectos. Muchas razas de pony sufren de la enfermedad de almohadilla equina cuya característica es el pelaje largo y lanudo. Los caballos que tienen piel muy clara o rosada son altamente propensos a sufrir cáncer de piel o carcinoma. Los caballos grises tienen más posibilidades de padecer melanomas, especialmente alrededor del ano, las orejas, los labios y la zona de la mandíbula. Estos tumores, en general, son benignos pero pueden ser cancerosos u ocasionar infecciones en la piel cuando el caballo frota las zonas inflamadas contra una superficie o las muerde.

Desórdenes de la piel relacionados con la edad

Las verrugas faciales son muy comunes en los caballos jóvenes. Usualmente desaparecen cuando el animal madura. Los caballos más viejos son propensos a las lesiones cancerosas que pueden extenderse, o no, a otras partes del cuerpo o del sistema linfático.

Hongos, bacterias y virus

La dermatitis en los tobillos y otras áreas de los miembros posteriores es causada por un hongo o bacteria y puede tratarse con agentes antibacterianos o antimicóticos. La dermatofilosis afecta a caballo que tienen cortes o abrasiones en la piel a lo largo de la línea de la espalda. Es causada por un bacteria y puede provocar la pérdida de pelo alrededor del área infectada, así como un olor agrio y cicatrización. Otra condición común son las placas auditivas. Estas son un trastorno viral que se caracteriza por pequeños chichones dentro de las orejas.

Parásitos y alergias

Si el caballo se frota constantemente o muerde su piel probablemente tenga alergias. Muchos animales son alérgicos a las picaduras de insectos, en especial a las de los jejenes. Esta condición de irritación causada por la picazón constante y el frotar la piel de las picaduras de los jejenes se conoce como "picazón de Queensland". A menudo las picaduras se infectan de tanto frotarlas y el pelo alrededor de las picaduras cae. Una infección bacterial secundaria puede ocurrir como resultado de que el caballo se frote la herida. El caballo puede desarrollar una infección parasitaria relacionada con la picadura como pequeños gusanos transmitidos mediante la picadura en la zona debajo de la piel. Si notas que la zona de la picadura está húmeda y dura, sin pelo alrededor, el caballo está infestado con parásitos que deben tratarse de inmediato con un desparasitador. Alérgenos o alergias alimentarias pueden causar inflamaciones rojas en forma de rueda a lo largo del cuerpo del animal, así como ojos o rostro hinchados. Llama a tu veterinario de inmediato si notas estos síntomas en el caballo, ya que puede estar sufriendo una reacción alérgica aguda que requiere de atención médica. El frotarse constantemente contra una superficie como la silla de montar o la brida pueden ocasionar dermatitis de contacto. Trata estas zonas con un bálsamo recetado por el veterinario y deja que se curen antes de volver a ponerlas en contacto con el objeto irritante. El pemfigus foliaceo es causado por la respuesta del sistema inmune del caballo a su propia piel. Esta condición produce ampollas, piel escamada y costras que pueden ulcerarse e incrustarse si no se tratan. Los caballos también pueden contraer sarna de los ácaros. Esta condición genera chichones rojos que cicatrizan como costras, mientras que el pelo de la zona cae en matas. Otra condición causada por las larvas de los ácaros hace que la piel de la cabeza, cuello, pecho y piernas del caballo pique y se desgarre. Otros parásitos confieren un aspecto andrajoso al pelo y la cola del caballo. Estos se encuentran normalmente en caballos jóvenes.

Bultos no cancerosos

Hay muchas clases de inflamaciones no cancerosas que pueden afectar al caballo. Además de las simples verrugas, el caballo puede tener un sarcoide, un crecimiento similar al coliflor que afecta a los equinos de todas las edades. Como reacción a las inyecciones el caballo puede tener nudos dolorosos o sensibles que desaparecen en algunos días o semanas. Los gusanos del ganado pueden generar agujeros para anidar en la cruz, el cuello o la espalda del caballo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles