Cómo despedir a una empleada doméstica

Escrito por herman cruz | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo despedir a una empleada doméstica
Despedir al personal doméstico es un evento simple que puede ser difícil emocionalmente. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Despedir a una empleada doméstica puede ser una situación incómoda, sin importar las circunstancias. Si tienes una buena relación con tu empleada, este tipo de situación puede ser devastadora. Sin importar si despides a tu empleada por su mal desempeño, por un comportamiento poco profesional o simplemente porque ya no la necesitas o no puedes pagarle, existen varias cosas que debes tener en cuenta antes de contarle las malas noticias. En última instancia, comunicarte adecuadamente y controlar tus emociones pueden hacer que esta situación trascurra de una manera más pasadera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Determina los términos de empleo entre tú y el personal doméstico que deseas despedir. Por ejemplo, necesitarás cumplir con cualquier acuerdo contractual relativo al pago. Si contrastaste a tu personal a través de una agencia, debes acudir a la agencia para despedirlo. En este caso, la agencia probablemente te preguntará los motivos detrás de la decisión. Asegúrate de expresar tus razones de forma honesta y prudente.

  2. 2

    Verifica las leyes de empleo en tu área. Algunos estados requieren que los empleadores den dos semanas de preaviso antes de despedir a alguien.

  3. 3

    Mantén un registro del desempeño de la empleada doméstica si la estás despidiendo debido a problemas con su rendimiento laboral. Por ejemplo, si la persona no hace las cosas de la forma en que debería, no se comporta correctamente o actúa de forma poco profesional, debes documentar estas ofensas indicando fecha y hora. Si estás despidiendo a la persona porque ya no necesitas de sus servicios o no puedes pagarlos, no hay necesidad de documentar esta información.

  4. 4

    Expresa tus preocupaciones a la empleada antes de despedirla. En algunos casos, una advertencia será suficiente para prevenir el escenario del despido. Si no ves ninguna mejora, puedes decirle a la empleada que incluso aunque le has expresado tus quejas, ella no ha hecho los cambios necesarios para revertir la situación.

  5. 5

    Planifica qué le dirás a la empleada antes de despedirla. Considera cualquier argumento o emociones que puedan surgir y planea cómo lidiar con ello.

  6. 6

    Calcula cualquier compensación o pago que debas darle antes de despedir a la empleada. Ten el dinero preparado.

  7. 7

    Espera al momento indicado para despedir a la empleada doméstica. Evita despedirla en frente de otras personas de ser posible, y deberías hacerlo al comienzo de la semana, para que tenga tiempo de ponerse a buscar otro empleo de inmediato. Evita herir sus sentimientos con la noticia. Lo correcto es darle al empleado una crítica constructiva y una razón por la cual tomaste tu decisión.

  8. 8

    Pídele las llaves de la casa o cualquier objeto doméstico que pueda tener. Si piensas que la empleada puede tener copias de las llaves, deberías cambiar las cerraduras.

  9. 9

    Ofrece una carta de recomendación o tu propia referencia si estás despidiendo a la empleada porque no puedes pagarle, o porque ya no necesitas de sus servicios. De esta manera, ella podrá hallar otro empleo rápidamente.

Consejos y advertencias

  • Asegúrate de obedecer las leyes a la hora de despedir al personal doméstico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles