Despegar las membranas para ayudar con el trabajo de parto

Escrito por wanda thibodeaux | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Despegar las membranas para ayudar con el trabajo de parto
Una mujer que está cerca de la semana de embarazo número 40 puede tratar de inducir el trabajo de parto de manera natural. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Cuando una mujer llega al final del noveno mes de su embarazo, puede sentirse físicamente incómoda. Muchas mujeres embarazadas por lo tanto se dan cuenta de que quieren algo que pueda ayudar a comenzar el trabajo de parto. El despegamiento de las membranas es una técnica que puede ser utilizada para ese fin.

Otras personas están leyendo

Qué es

El despegamiento de membranas, también conocido como barrido de membrana amniótica, es un procedimiento que se realiza como un medio natural de la inducción del parto. En el procedimiento, uno o dos dedos se insertan en la vagina más allá del cuello uterino. Los dedos se mueven en un movimiento de barrido. Esto afloja el tapón de moco que sirve como una barrera entre el útero y el exterior del cuerpo. También se suelta el saco amniótico del útero. El procedimiento dura unos minutos y por lo general se siente como un examen vaginal normal.

Efectividad

La quita de membranas de las mujeres embarazadas se cree que funciona como una forma de inducción del trabajo de parto porque el desprendimiento del tapón de moco y el saco amniótico estimula las contracciones en el útero. Aunque la mayoría de las mujeres experimentan el trabajo dentro de los tres días de tener las membranas despojadas, no todas las mujeres que tienen el procedimiento comienzan el trabajo de parto dentro de los tres días. Además, es discutible si el procedimiento en realidad hace mucho bien, teniendo en cuenta que muchas mujeres que entran en trabajo de parto después del procedimiento podrían haberlo hecho por un motivo distinto del despojo.

Quién lo hace

La remoción de las membranas por lo general lo realiza por un médico. También es llevado a cabo por una comadrona, aunque esto es menos común. Aunque es raro, una mujer también puede despojar a sus propias membranas en casa. Independientemente de quién realice el procedimiento, deben tomarse precauciones para prevenir la infección. Las manos deben lavarse a un mínimo antes de que los dedos se inserten en la vagina y, de ser posible, usando guantes de látex o de alternativos al látex.

Efectos colaterales

Varios efectos secundarios pueden surgir a partir de la extracción de las membranas, y las mujeres embarazadas deben ser conscientes de ellos. Incluyen calambres y dolor durante el procedimiento. La complicación más grave es la ruptura prematura de la bolsa amniótica.

Consideraciones

La separación de las membranas no se recomienda a menos que el embarazo sea igual o de más de 40 semanas porque la fecha de parto de una mujer embarazada puede ser inexacta. Si la fecha es incorrecta y se induce el parto, una mujer puede dar a luz antes de que el bebé esté realmente completamente listo para comenzar la vida fuera del útero. La mayoría de las mujeres entran al trabajo de parto de forma natural a las 42 semanas, así que la inducción por separación de las membranas puede que no sea médicamente necesaria. Una mujer que considera el procedimiento debe consultar con su proveedor de atención médica antes de continuar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles