Cómo despejar la niebla de una lámpara de lava

Escrito por paul dohrman
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Agitar una lámpara de lava puede causar que la cerosa "lava" se separe de tal manera que nuble el agua. Por lo tanto, el dueño de una lámpara nunca debe agitarla, aunque esté frustrado. Agitar una lámpara en mal funcionamiento solamente puede empeorarla. Una vez que una lámpara se nubla, es probable que permanezca así.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Sales de Epsom
  • Colorante de comida
  • Una pajilla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Apaga la lámpara y deja que la cera se enfríe completamente (esto lleva alrededor de dos horas). La nubosidad debería desaparecer cuando las partículas bajen al fondo de la lámpara.

  2. 2

    Enciende la lámpara nuevamente y obsérvala hasta que la cera comience a separarse nuevamente. Apaga la lámpara tan pronto como veas que esto sucede para dejarla enfriar nuevamente.

  3. 3

    Continúa este ciclo hasta que los fragmentos de cera que forman la nubosidad se reincorporen en los globos de cera principales. Si todo esto falla luego de 4 o 6 intentos, sigue con el próximo paso.

  4. 4

    Deja que la lámpara se caliente por un período prolongado - por lo menos cuatro horas. A veces aparecerá la nubosidad cuando la lámpara no esté lo suficientemente caliente. Si esto no cura la nubosidad, puedes estar seguro de que la lámpara es insalvable sin siquiera tener que reemplazar los contenidos líquidos.

  5. 5

    Deja que la lámpara se enfríe completamente (dos horas será suficiente). Abre la tapa, con esto invalidarás la garantía de la lámpara. Destaparla puede ser muy difícil, así que no te sorprendas si necesitas pinzas o un torno.

  6. 6

    Deshazte del agua si estás seguro que la cera al fondo de la lámpara está sólida y no se irá como el agua.

  7. 7

    Limpia la capa aceitosa que está dentro de la botella con agua fría del grifo. El agua caliente de grifo no funciona bien y puede empeorar el asunto. Apunta el agua a los lados de la botella para no golpear directamente la masa de cera que está en el fondo.

  8. 8

    Tira el agua. Repite el proceso con el agua fría para deshacerse por completo de las partículas.

  9. 9

    Llena la botella con agua fría de la canilla y deja una pulgada de botella vacía. Nuevamente apunta el agua a los lados, no hacia la masa de cera que está en el fondo.

  10. 10

    Enciende la lámpara con la tapa aún descolocada. Una vez que se derrita la cera, agrega dos o tres gotas de detergente para lavar los platos.

  11. 11

    Llena un vaso con agua caliente de la canilla y disuelve sales de Epsom hasta que no puedas disolver más.

  12. 12

    Hunde una pajilla hasta una pulgada dentro de la solución de sales de Epsom, cubre la parte superior de la pajilla para evitar que la solución escape y luego añade esa pulgada de solución a la lámpara. El motivo de hacerlo gentilmente es para evitar desencadenar repentinamente una reacción de la cera, o pasarse de la concentración de sal ideal.

  13. 13

    Agrega otra pulgada de solución si la cera no se eleva hacia la superficie en unos diez minutos. Repite esos agregados cada diez minutos más o menos hasta que el agua esté lo suficientemente densa y la cera pueda llegar hacia el tope.

  14. 14

    Agrega dos gotas de colorante de alimentos para que el color del agua sea el mismo que el de la cera. Reemplaza la tapa de la lámpara.

Consejos y advertencias

  • No mezcles la solución salina agitando o revolviendo la lámpara.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles