Cómo despertar fácilmente a tus hijos para que vayan a la escuela

Escrito por allison dodge | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo despertar fácilmente a tus hijos para que vayan a la escuela
Cómo despertar fácilmente a tus hijos para que vayan a la escuela. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Conseguir que tus hijos se levanten y se preparen para la escuela puede ser extremadamente difícil. De hecho, es posible que escalar el Monte Everest sea mucho más fácil. Hay maneras de conseguir que tus hijos se despierten con facilidad para ir la escuela.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Establece un horario. Es importante que tu hijo tenga un horario para irse a la cama, y que éste sea consistente. Esto significa que debe adherirse a ese horario tanto los fines de semana como durante los días de escuela. Si lo hace, su cuerpo regulará su reloj interno. Esto hará que le resulte más natural levantarse a la misma hora todos los días.

  2. 2

    Sigue la misma rutina todas las mañanas. Así como es importante que tu hijo tenga un horario consistente para irse a la cama y levantarse, tú también debes seguir la misma rutina por la mañana. Hacer lo mismo cada día ayudará a automatizar el proceso, lo que permitirá que tu hijo sepa de forma automática lo que debe hacer y lo que viene después.

  3. 3

    Organízate la noche anterior. Tómate un tiempo en la noche, antes de que tu hijo se vaya a la cama, para dejar todo totalmente organizado, de manera de hacer que la mañana sea menos ajetreada. Prepara la ropa de tu hijo, guarda lo que necesite en su mochila y haz otras cosas que puedan reducir el tiempo que tarda en salir por la puerta en la mañana.

  4. 4

    Dale incentivos a tu hijo. Una de las razones por la que los niños a menudo no quieren salir de la cama para ir a la escuela es porque no quieren ir a esta. Puedes darles incentivos para salir de la cama y distraerlos de la idea de tener que ir a la escuela. Por ejemplo, diles que podrán elegir lo que llevarán puesto si consiguen salir de la cama en los próximos dos minutos, pero si no lo hacen, entonces tú elegirás su ropa. Estos incentivos a menudo proporcionan la motivación suficiente como para que se muevan.

  5. 5

    Abraza, besa y haz cosquillas a tu hijo. Si el niño sigue somnoliento después de que lo despiertas, tal vez tengas que hacer que su corazón bombee y la sangre fluya. Puedes hacer esto abrazándolo o haciéndole cosquillas, ya que a esto a menudo los despierta a toda prisa. Incluso puedes acercarle una radio y animarle a bailar. Una vez que se mueva, será mucho más fácil conseguir que se centre en prepararse para la escuela.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles