Cómo despertar a niños que no desean levantarse de la cama

Escrito por ehow contributor | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo despertar a niños que no desean levantarse de la cama

No es natural despertarse con la alarma de un reloj o con alguien exigiendo que saltes de la cama. Si luchas para que tus hijos se levanten de la cama todas las mañanas, aquí encontrarás nueve pasos para lograrlo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Cómo despertar a los niños que no desean levantarse de la cama

  1. 1

    Consulta con los niños. Realiza con antelación un plan para despertarlos. Organiza la ropa el día anterior. Planifica el menú de la semana. Establece o modifica el horario para ir a la cama.

  2. 2

    Pregunta sobre el método que ellos prefieren para que los despiertes. ¿La alarma del reloj, un beso o un martillo? ¡Sí! El humor siempre es bueno cuando se tratan temas delicados. Con risas, los chicos se relajan y cooperan.

  3. 3

    Toma media hora para tí cada mañana. Si te encuentras calmada y centrada, los niños cooperarán más rápido en comparación a si estás tensa, amenazante y gritando.

  4. 4

    Crea un ambiente agradable. Coloca música alegre. La música suaviza, motiva y da energía, y esa es la actitud que deseas crear. La meta es que los niños salten alegres de sus camas. Bueno, al menos si no están contentos, quizás la música haga que se levanten y se muevan.

  5. 5

    Abre las persianas. Suaviza tu voz. Susurra en el oído de tu hijo. "Despierta cabeza durmiente, despierta".

  6. 6

    Dale 5 minutos para echar una siestecita. Dí algo agradable como "Ck, cariño, tienes 5 minutos más para dormir".

  7. 7

    Enciende las luces, sube la música y preguntas, "¿Sabes qué hora es?" Da una respuesta disparatada como: "Necesito estas sábanas para vestir la mesa; la Reina viene a cenar".

  8. 8

    Si todo lo demás falla, siéntate en el medio del piso y ríete. Eso llamará su atención. No podrán volver a cerrar sus ojos mientras te rías.

  9. 9

    Repite este procedimiento cada vez que lo necesites. Confía en mí, eventualmente serán unos expertos levantándose de la cama. Cuando críen a sus propios hijos, apreciarán tus métodos y los utilizarán.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles