Después de correr tengo calambres en el estómago y sangre en las heces

Escrito por l. t. davidson | Traducido por camila carbone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Después de correr tengo calambres en el estómago y sangre en las heces
Correr puede lastimar tus órganos internos, tus piernas y pulmones. (Creatas/Creatas/Getty Images)

La mayoría de los dolores inmediatos cuando uno corre se sienten en los músculos, tendones, articulaciones y en el sistema cardiovascular que provee oxígeno a todos esos tejidos. Sin embargo, el esfuerzo mecánico inherente al ejercicio de correr y los cambios que se producen en la circulación de la sangre durante los períodos de ejercicio aeróbico intenso pueden acarrear problemas gastrointestinales, o GI, calambres estomacales y sangre en las heces.

Otras personas están leyendo

Alcance del problema

El sangrado gastrointestinal durante o después del ejercicio es un fenómeno común, con una prevalencia que varía de estudio a estudio. De acuerdo con la Dra. Cathy Fieseler, de la revista "Runing Times", el 20 por ciento de los corredores de una maratón presentan sangrados rectales ocultos o sangre en las heces que se detecta mediante un análisis de materia fecal, luego de haber corrido. De ese 20 por ciento, un tercio tuvo evacuaciones sanguinolentas luego de la maratón. Además, el 17 por ciento de estos maratonistas dice haber tenido un episodio de sangrado gastrointestinal durante el entrenamiento para la maratón.

Etiología

La mayoría de los fisiólogos cree que los calambres y la sangre en las heces después de correr se deben a la combinación de factores mecánicos y circulatorios. De acuerdo con la American Medical Athletic Association, al correr, especialmente durante mucho tiempo e intensamente, la sangre se retira del tracto gastrointestinal hacia los músculos de las piernas, para poder satisfacer la necesidad de estos músculos de mayor cantidad de oxígeno. Como resultado el flujo sanguíneo al estómago se reduce de un 20 a un 50 por ciento de lo normal. La isquemia resultante puede dañar las paredes intestinales y causar heces sanguinolentas. Además este cambio tan brusco en el intestino, durante una carrera o entrenamiento largos, también contribuye a los calambres estomacales y las heces con sangre.

Consecuencias

La pérdida de sangre implica la pérdida de glóbulos rojos. Estas células, existentes gracias a la hemoglobina, llevan oxígeno desde los alvéolos pulmonares a las mitocondrias de las células musculares. Por ello el sangrado gastrointestinal se traduce en una reducción de la capacidad de transporte de oxígeno a las células. En consecuencia, si la pérdida de sangre es muy grande, el desempeño del corredor disminuirá. La producción de nuevos glóbulos rojos depende de la cantidad de hierro que el cuerpo almacene. El hierro es el elemento clave de la hemoglobina. Si el hierro se pierde como resultado de un sangrado gastrointestinal, la capacidad aeróbica cae. Las mujeres corredoras son más propensas a sufrir anemia porque pierden hierro durante el período menstrual.

Prevención y tratamiento

Si tienes deficiencia de hierro, tu médico puede recetarte suplementos orales de hierro. Como efecto secundario a estos suplementos puedes sufrir náuseas, constipación u otras molestias gastrointestinales. Cambiar la dieta también ayuda. La forma del hierro "hemo" que se encuentra en las carnes rojas se absorbe más fácilmente que el hierro de los vegetales o granos. En cuanto a las heces con sangre, un estudio publicado en el año 2006 en la "Revista británica de medicina deportiva" demostró que los medicamentos como el "omeprazol" que inhiben la bomba de protones pueden impedir el sangrado gastrointestinal en corredores de larga distancia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles