Cómo destapar una cocina de gas

Escrito por kefa olang | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo destapar una cocina de gas
La limpieza y desobstrucción de las cocinas de gas es una tarea de mantenimiento que se debe realizar con frecuencia. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los hornos de gas deben mantenerse adecuadamente con el fin de garantizar su eficacia. Los orificios y compartimentos o quemadores sucios y obstruidos no sólo pueden causar problemas de encendido, sino que también pueden interferir con la regulación de la temperatura, lo que puede ocasionar resultados de cocción insatisfactoria. La limpieza y desobstrucción del horno de gas es una tarea de mantenimiento que se debe realizar con frecuencia.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Paños suaves
  • Bicarbonato de sodio en pasta
  • Almohadilla no abrasiva de limpieza
  • Agua caliente jabonosa
  • Alfiler

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Apaga la cocina de gas y deja que se enfríe antes de trabajar en ella.

  2. 2

    Levanta las rejillas de los quemadores y retira las bandejas reflectoras. Lava con agua tibia y jabón y luego enjuaga con agua tibia limpia. Si tienen manchas difíciles tales como grasa seca, usa un paño no abrasivo y pasta de bicarbonato de sodio. Cuando hayas terminado, seca con un paño suave y limpio.

  3. 3

    Levanta la tapa de la cocina y limpia el área por debajo de los quemadores de la superficie con un paño húmedo. Consulta el manual de la unidad si no sabes cómo levantar la tapa de la cocina.

  4. 4

    Retira los quemadores de la superficie y limpia con un paño húmedo o un cepillo para eliminar las partículas de alimentos, suciedad y grasa. Si están obstruidos los orificios de las cabezas del quemador, límpialos con un alfiler. Si no se limpian los orificios, la cocina de gas no se puede encender. No uses palillos de madera, tales como palillos de dientes, que puedan romperse en el quemador.

  5. 5

    Enjuaga los quemadores en agua caliente y, a continuación, deja secar boca abajo en el horno durante unos 30 minutos a 300 grados Fahrenheit (148 Celsius). Vuelve a colocar los quemadores cuando estén completamente secos.

Consejos y advertencias

  • Las medidas de limpieza y mantenimiento pueden variar con diferentes cocinas de gas, así que siempre consulta el manual de instrucciones específico de tu cocina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles