DESCUBRIR
×

Desventajas de los uniformes escolares

Actualizado 17 abril, 2017
Teenagers reading book image by Monika 3 Steps Ahead from Fotolia.com

Los uniformes escolares no son para todos los niños. De hecho, algunos niños detestan la apariencia o la sensación de los uniformes a tal grado que no se detendrán ante nada para arruinarlos. Por ejemplo, una niña puede llevar demasiadas pulseras o no meter la camisa dentro de los pantalones o la falda, dando un aspecto descuidado. Un niño se aflojará la corbata y se negará a utilizarlos en forma apropiada o podría usar su gorra hacia atrás en la escuela.

Suprime la individualidad

teen friends smiling image by maxie from Fotolia.com

Los niños se enorgullecen de expresar su individualidad a través del vestido, el peinado y los zapatos. Quieren elegir un suéter, camisa o pantalones que muestren al mundo algo sobre quiénes son dentro. Además, quieren usar colores preferidos para expresar su estado de ánimo, ya sea alegre o serio. Debido a que los uniformes obligan a los estudiantes a ajustarse en el vestir, la individualidad se suprime, lo que puede desencadenar la rebelión en algunos niños.

Expresión religiosa

muslim woman image by DXfoto.com from Fotolia.com

Para los niños cuya vestimenta refleja la adoración de Dios, los uniformes escolares interfieren con su expresión. En tales circunstancias, el niño o los padres pueden sentirse obligados a hacer una elección entre la educación y sus creencias religiosas. Los padres no quieren competencia entre la educación de sus hijos y cómo ellos adoran.

Restringe la libertad de elección

straw hat teen image by robert mobley from Fotolia.com

La ropa comunica la libertad de elegir. El mandato de la escuela llevar uniformes elimina el derecho del niño a elegir su propio atuendo que le hace sentirse contenido. Además, esto podría provocar que algunos niños se rebelen o exageren comportamientos tales como responder a los profesores o intimidar a sus compañeros de clase.

Uniformes incómodos

school girl illusttration image by Slobodan Djajic from Fotolia.com

La tela del uniforme escolar puede sentirse rígida o incómoda para algunos niños, haciendo que se rasquen o les pique. Esto interfiere con la atención durante la clase cuando el niño intenta varias veces ajustar y reajustar la ropa para mayor comodidad. Esto se suma a la aversión por el uniforme escolar.

Falta de variedad

young boy studying image by Stepanov from Fotolia.com

En poco tiempo, vestirse de la misma manera cada día se vuelve aburrido, cosa que los niños en edad escolar que no disfrutan. Quieren una amplia gama de colores y estilos de ropa para elegir y llevar a la escuela. Ellos quieren que sus amigos comenten sobre lo que están llevando. Un uniforme puede promover la frustración cuando el niño se viste al otro día con lo mismo que llevaba ayer. Los niños tienen una fuerte necesidad de mostrar sus diferencias.