Las desventajas del impuesto al valor agregado

Escrito por lisa magloff | Traducido por anya briceño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las desventajas del impuesto al valor agregado
En muchos países, los abarrotes están excluidos del VAT. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

El Impuesto al Valor Agregado (VAT, por sus siglas en inglés), es un impuesto que se coloca sobre bienes y servicios. Imponer al VAT es una forma en que los países ganan ingresos adicionales. Los Estados Unidos no cobra el VAT, pero muchos estados cobran un impuesto a la venta, que funciona de un modo similar. Los impuestos a las ventas varían dependiendo del estado, así como la tasa del VAT varía dependiendo del país. En la mayoría de países que cobran el VAT, algunos productos, como abarrotes, están excluidos del VAT, mientras que otros pueden gravarse con una menor tasa.

Otras personas están leyendo

Impuesto regresivo

Una desventaja del VAT es que puede ser regresivo. Esto quiere decir que el miembro más pobre de la sociedad puede terminar gastando más de sus ingresos por el VAT que las personas ricas. Esto se produce porque la gente pobre tiene menos para gastar en general, de modo que necesitan gastar una proporción mayor de sus ingresos totales para comprar lo que necesitan que la gente rica. Esto se puede compensar cobrando tasas menores del VAT, o no cobrando el VAT para necesidades básicas como abarrotes, ropa y facturas de electricidad.

Costos administrativos

El VAT hace que el sistema fiscal sea más complicado, ya que los negocios necesitan llevar un seguimiento de cuál resulta ser el precio de compra y venta de los productos al agregarles al VAT. Espacialmente para los negocios pequeños, esta necesidad de registros extensos puede ser costosa. Esta desventaja se puede compensar permitiéndoles a los negocios pequeños calcular el VAT a una tasa plana. Por ejemplo, en el Reino Unido, los negocios con un volumen anual de ventas de US$245.000 o menos califican para el esquema de la tasa plana. En vez de llevar un seguimiento del VAT de todas las compras y suministros, estos negocios le pagan al gobierno una tasa plana de 5% y de 14,5% en todo el volumen de ventas gravable.

Inflación

Las tasas más altas del VAT pueden llevar a mayores tasas de inflación, ya que los costos de los bienes y servicios se incrementan. Los negocios también pueden aprovechar la introducción o el alza de los niveles del VAT para incrementar los precios. Por ejemplo, si el VAT aumenta en 1%, un negocio podría añadirle 3% al costo de los bienes, asumiendo que las personas le atribuirán el alza del precio al incremento del VAT. Esto lleva a una inflación más alta e incrementos en el costo de vida. Para contrarrestar esto, los gobiernos necesitan programar las alzas del VAT con cuidado y considerar compensaciones para los aumentos del VAT con reducciones en el impuesto a la renta.

Dificultades en el trabajo

El VAT afecta a los negocios pequeños con mucha carga laboral en mayor medida que a los negocios con capitales intensivos. Esto se debe a que los negocios pequeños con mucha carga laboral, como los de reparaciones domésticas, tienen un mayor ratio de valor añadido al precio de venta que los negocios de capitales intensivos, los cuales son mucho más grandes. Esto puede compensarse permitiéndoles a algunos negocios con mucha carga laboral cobrar una menor tasa de VAT. Por ejemplo, la Comisión Europea permite que los países europeos apliquen tasas más bajas de VAT a los negocios como reparaciones de bicicletas, reparaciones domésticas y peluquerías.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles