Cómo detener la ejecución hipotecaria y la subasta judicial de su hogar

Escrito por andrea hermitt | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las ejecuciones hipotecarias son un hecho de la vida. En un instante u otro en la vida de cualquier persona puede haber un momento en que los gastos superan los ingresos, y si no tienes ahorros, existe la posibilidad de perder tu casa. Muchas personas se avergüenzan e incomodan cuando los amenazan con la ejecución hipotecaria. Si te alías con el banco y tratas con ellos de forma madura y responsable, puedes detener la ejecución hipotecaria y la subasta judicial de tu casa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Responde a las llamadas telefónicas de tu prestamista y lee todas las cartas que envían. Podría ser más fácil y minimizaría el estrés por un tiempo el ignorar las llamadas y el correo, pero al hacerlo, les darás a entender que haz renunciado a tratar de salvar la casa y no tienes intención de pagar o cooperar.

  2. 2

    Llama a tu banco tan pronto como sepas que tienes un problema y solicita al banco un acuerdo razonable que te permitirá reanudar los pagos a la hipoteca en buenos términos. Puedes solicitar un período de gracia, lo que significa que te dan tiempo para trabajar en un plan de pago. Puedes solicitar que te permitan distribuir los pagos omitidos hasta que se completen. Puedes solicitar al banco modificar los términos de tu préstamo mediante la reducción de las tasas de interés o ampliar el período de amortización. Simplemente asegúrate que lo que le solicites al banco, sea algo que puedas cumplir.

  3. 3

    Ten en cuenta que aún si decides actuar demasiado tarde, después de que el prestamista presenta una notificación de incumplimiento, todavía hay algunas medidas que puedes tomar. Debes ser proactivo y llamar a tu prestamista para tratar de llegar a un acuerdo con ellos. Por supuesto, si ya han iniciado los procedimientos de ejecución hipotecaria, quizas tenfas que insistir en hablar con un número de personas hasta que llegues alguien dispuesto a trabajar contigo. No tengas miedo de preguntar por un supervisor o gerente. Ten en cuenta que van a ser más agresivos en la cantidad de dinero que pidan para que se detenga la ejecución de la hipoteca.

  4. 4

    Sabe que si tu casa está en peligro de ejecución hipotecaria, también recibirás cartas de organizaciones que se están ofreciendo para ayudar a llegar a un acuerdo con tu banco. Estas organizaciones son pagadas por el banco para las hipotecas que salvan. Trabajaran agresivamente para detener la ejecución hipotecaria y son muy exitosas. Ponte en contacto con estas empresas y decide con cuál de ellas deseas trabajar en base al tipo de arreglo que piensan que pueden hacer por ti. En caso de duda acerca de cualquier agencia, ponte en contacto con el Better Business Bureau para aprender acerca de su reputación. Además, nunca pagues a nadie para que te ayude a solucionar problemas hipotecarios.

  5. 5

    Sepa que si haz recibido un aviso de subasta judicial, debes pagar la cantidad debida o hablar con el prestamista para que detenga la venta, haciendo un arreglo de pago agresivo. Tienes que llamar al abogado del prestamista para solicitar la postergación de la subasta para que puedas organizarte para alcanzar el monto adeudado. También puedes intentar ponerte en contacto con el Departamento de Policía para tratar de aplazar la fecha de la subasta.

  6. 6

    Vende tu casa como un último recurso. Si no puedes y sabes que no serás capaz de pagarla, contacta al banco para hacerles saber que la casa está a la venta y solicita tiempo hasta que la puedas vender. Después de que la casa ha estado en el mercado por varios meses, considera una venta rápida en la que el banco se comprometa a aceptar menos dinero de lo que les debes. Si la casa no se vende, es posible que desees firmar una "escritura en lugar de la ejecución hipotecaria" que significa que le entregas la casa al prestamista para evitar la ejecución hipotecaria. Si firmas la escritura en lugar de la ejecución hipotecaria, asegúrate de solicitar que el banco no lo reporte como una ejecución hipotecaria. El propósito de darle la casa al banco es disminuir el impacto en tu informe de crédito.

Consejos y advertencias

  • Llama al banco, no esperes a que te llamen.
  • No ignores las llamadas y cartas del banco. Sólo empeorarás las cosas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles