Cómo detener el parpadeo de un tubo fluorescente

Escrito por phillip m. way | Traducido por gloria soto
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo detener el parpadeo de un tubo fluorescente
Puedes solucionar el parpadeo del tubo fluorescente cambiando la lámpara, el balasto o el arrancador. (Michael Blann/Photodisc/Getty Images)

Una lámpara fluorescente es un tubo de cristal recubierto con polvo de fósforo y lleno de gas inerte y una pequeña cantidad de mercurio. En cada extremo hay electrodos, los cuales, cuando se encienden, hacen que los electrones se muevan a través del gas de un extremo del tubo al otro. Esto transforma el mercurio líquido en un gas, y al colisionar los electrones con el mercurio gaseoso, se libera la luz ultravioleta. Esta luz no es visible para el ojo humano, pero al golpear el revestimiento en el tubo, los átomos de fósforo emiten la luz blanca. Un parpadeo en el tubo puede ser causado si la lámpara, el balasto o el arrancador son defectuosos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Escalera
  • Destornillador de cabeza plana
  • Lámparas nuevas
  • Pelacables
  • Tuercas para cable
  • Balasto nuevo
  • Arrancador nuevo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Prueba los tubos fluorescentes

  1. 1

    Verifica los tubos. Los tubos son la parte menos costosa de un accesorio fluorescente y la más fácil de reemplazar. Los tubos fluorescentes defectuosos parpadean y causan que otros tubos emparejados con ellos parpadeen. Si se permite que continúen parpadeando, estos tubos defectuosos harán que el balasto se sobrecaliente y falle prematuramente. Los tubos deben ser reemplazados si los electrodos comienzan a fallar o si el gas escapa.

  2. 2

    Usa una escalera para acceder a la luminaria y abre la lente para llegar a las lámparas. Esta acción puede requerir el uso de un destornillador, pero por lo general puede ser realizado de forma manual. Observa la lámpara. Un indicador clave de que la lámpara está fallando será una zona ennegrecida cerca de cada extremo del tubo.

  3. 3

    Prueba las lámparas (si no existe un ennegrecimiento en los extremos del tubo) colocándolas en otro accesorio que funciona, una a la vez. Si la luz sigue parpadeando, el dispositivo es defectuoso, pero si funciona en el nuevo accesorio, aún está en buen estado y el problema está en el balasto o en el arrancador.

    Remplaza el arrancador defectuoso

  1. 1

    Comprueba si el accesorio dispone de un arrancador. Los accesorios antiguos pueden tener un arrancador, a diferencia de los accesorios más nuevos. Un arrancador fluorescente es un cilindro plateado pequeño que se conecta a la estructura del accesorio. Es visible en el accesorio, cerca de las lámparas, y no está oculto por ninguna tapa o cubierta. Los arrancadores funcionan mediante el envío de electricidad de alto voltaje a través del gas en un tubo fluorescente, con el fin de ionizar el gas de modo que se pueda conducir la electricidad. Este no es un proceso instantáneo, y el tubo parpadeará momentáneamente mientras se inicia. Un arrancador defectuoso hace que la luz siga parpadeando después del arranque o que no se encienda en absoluto, dejando oscura la lámpara.

  2. 2

    Reemplaza el arrancador. Esta es la única manera de determinar si es defectuoso. Asegúrate de que el arrancador esté firmemente conectado al accesorio antes de retirarlo. Pudo haberse aflojado, lo que hará que no funcione correctamente.

  3. 3

    Retira un arrancador firmemente fijado empujándolo hacia adentro y girándolo hacia la izquierda. Llévalo a una tienda de suministros eléctricos o de iluminación para ver si consigues un reemplazo. Si no, revisa el balasto antes de reemplazar la lámpara por una nueva.

    Remplaza el balasto o el accesorio

  1. 1

    Encuentra el balasto y determina si se trata de un modelo magnético o electrónico. Los balastos magnéticos más antiguos suelen durar entre 15 y 20 años y zumban durante toda su vida. Con el tiempo, el zumbido será más pronunciado. Los balastos electrónicos más nuevos también tienen una larga vida útil, pero no zumban ni hacen ruido durante el funcionamiento. También son más pequeños que los balastos magnéticos.

  2. 2

    Decide si deseas reemplazar el balasto o reemplazar el accesorio. Los balastos magnéticos, por lo general, cuestan lo mismo o más que un nuevo accesorio. El nuevo accesorio también será más eficiente energéticamente. Sin embargo, si el balasto será reemplazado, lleva el dispositivo quemado a una tienda de suministro eléctrico o ferretería para ver si consigues un reemplazo.

  3. 3

    Instala el balasto nuevo. Esto requiere que la corriente que va a la unidad se corte, preferentemente apagando el interruptor de circuito. Sigue el diagrama de cableado en la parte superior del balasto y, con un pelacables y tuercas de cable, conecta los cables del mismo color de acuerdo con las instrucciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles