Cómo detener los vómitos y la diarrea en los niños de un año

Escrito por jessica williams | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo detener los vómitos y la diarrea en los niños de un año
Los fluidos y las comidas blandas son las mejores herramientas para dejar detener los vómitos y la diarrea en los niños. (sick child image by Renata Osinska from Fotolia.com)

Los vómitos y la diarrea en los niños pequeños, normalmente el resultado de un virus, pueden ser preocupantes. Al reconocer la enfermedad desde el principio y tener las herramientas para detenerlo de antemano, puedes evitar que tu hijo se ponga más enfermo o deshidratado. Conocido como gastroenteritis, puedes frenar el malestar estomacal, los vómitos y la diarrea en varias fases suaves de tratamiento.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Líquidos
  • Comidas blandas
  • Fluidos oral de rehidratación

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Permite que el estómago del niño se asiente de 20 a 30 minutos si vomita dos o más veces, antes de intentar fortalecer al niño. Después, comienza a ofrecerle líquidos en pequeñas dosis sobre una base regular.

  2. 2

    Amamanta a los bebés durante 10 minutos cada una a dos horas, recomienda la University of Wisconsin’s School of Medicine and Public Health. Si el vómito persiste, prueba alimentarle durante tres o cuatro minutos en intervalos de 30 a 60 minutos. Puedes reanudar la alimentación regular cuando el bebé no la haya rechazado durante ocho horas.

  3. 3

    Asegúrate de que tu niño tiene diarrea, en comparación con las heces sueltas y frecuentes que es común que los bebés expulsen de cinco a seis veces al día, antes de intentar detenerlo. La mejor manera para reducir la diarrea en los niños pequeños es con un ligero cambio en la dieta.

    Según el Baby Center, debes evitar los alimentos azucarados y con alto contenido en grasa. En su lugar, introduce a tu hijo gradualmente la dieta BRAT, plátanos, arroz, puré de manzana y pan tostado. También, proteínas magras, frutas bajas en azúcar y selecciones de dieta saludable general normalmente hará que el estómago vuelva a la normalidad.

    Baby Center también recomienda tomar yogures bajos en azúcar. Se ha demostrado que ls bacterias cultivadas reducen la frecuencia y la duración de la diarrea.

  4. 4

    Administra una solución de rehidratación oral. La mayor amenaza para los niños enfermos de gastroenteritis es la deshidratación. Marcas como Pedialyte, Rehydralyte y la solución de Rehidratación Oral de la Organización Mundial de la salud están llenos de electrolitos y nutrientes fortificantes.

    Dáselos a los niños en pequeñas dosis a intervalos regulares, como una cucharadita cada pocos minutos. Si el niño vomita las RUP, espera unas horas antes de comenzar a administrarlos de manera más lenta.

  5. 5

    Llama al médico si el niño es menor de seis meses, hay sangre en las heces o en el vómito, siente una gran incomodidad, tiene dificultad para tragar o está deshidratado.

  6. 6

    Pregúntale a tu médico acerca de Ondansetron, un medicamento que normalmente se da a los pacientes con cáncer para prevenir las náuseas y los vómitos. Según Kids Health, la medicina puede reaccionar con otros medicamentos y los padres deben entender muy bien acerca de las propiedades y efectos secundarios antes de darle a su hijo el tratamiento.

Consejos y advertencias

  • Debes conocer los indicadores de la deshidratación en los niños pequeños. Aunque la gastroenteritis es común en los niños pequeños y normalmente se trata en casa, conocer los signos de una afección más grave es la mejor forma de prevenir un accidente. Los signos de deshidratación incluyen letargo, ojos hundidos, piel que está fría al tacto o que se convierte y se queda blanca bajo una ligera presión, boca seca y falta de lágrimas o de orina.
  • Marcar los sitios web útiles y las páginas de libros de crianza pueden ayudar a proporcionar acceso rápido a los remedios caseros si tu hijo es propenso a tener gastroenteritis.
  • Si no puedes comprar fluidos de rehidratación oral en tu área, puedes hacer el tuyo propio de una solución de azúcar, sal, agua y zumo de naranja.
  • Las autoridades difieren en cuando a llevar a tu hijo a un profesional del cuidado de la salud si el vómito y la diarrea persisten. No confíes en sólo uno, mira muchos y llama a un médico si no estás seguro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles